Artech Digital

Edwin Hurtado y Leonardo Hernández fueron electos al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano por el Comité Contemporáneo. Con un respaldo del 81% y 75% de los votantes, respectivamente. Mientras que el inicialista Carlos “Terremoto” Ascanio fue escogido por el Comité Histórico.

“En realidad estoy muy feliz porque se puso fin a una larga espera”, comentó Hurtado, que era elegible para obtener una estatuilla en el templo de los inmortales en el Salón de la Fama-Museo de Beisbol de Valencia, desde 2013. “Pienso que es el premio a 16 años de carrera. Todos esos logros me dieron la oportunidad de este gran reconocimiento”.

De por vida se combinó para al menos 68 victorias, efectividad de 3.06 y 902 innings de labor, una condición que apenas han alcanzado tres pitchers en la historia de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Los otros dos son el cubano Diego Seguí y Luis Leal, cuyos nombres también se exhiben en el Salón de la Fama.

La clave fue el apoyo y trabajo, dijo Hurtado

“La clave fue el trabajo continuo, el apoyo de la familia y del equipo (jugó para Cardenales y Leones, entre 1991 y 2006). Así como los técnicos que me ayudaron, especialmente el señor Domingo Carrasquel, que me dio la oportunidad de jugar profesional y fue un mentor en mi desarrollo como pelotero, mientras me inculcaba la disciplina que debe imperar en este deporte. Luego está la experiencia, el enfoque y la concentración”, destacó Hurtado, de 49 años de edad.

CONTINUA LEYENDO: FANÁTICOS DEL MAGALLANES VEN CON BUEN OJO A ALGUACIL

Hurtado llegó a ganar la Triple Corona del pitcheo y en la postemporada, incluidas Series Finales, es el mejor en los anales de la LVBP al reunir 23 triunfos y un promedio de 2.50 carreras limpias en 288 entradas, repartidas en 57 presentaciones, 42 de ellas como abridor, con tres desafíos completos.

Fue uno de los grandes lanzadores del circuito en su época y uno de los que más luchó para lograr la exhaltación.

Con información de la LVBP