El duro confinamiento del rey de Tailandia con su harén de 20 mujeres

noticias24carabobo
407
Cómodo confinamiento - Noticas24Carabobo
El rey de Tailandia pasa la cuarentena con 20 mujeres en un lujoso hotel de Alemania. Foto: Agencias

El polígamo rey de Tailandia, Maha Vajiralongkorn, coronado en mayo de 2019 como Rama X, genera toda clase de protestas en su país por el “cómodo” confinamiento que vive.

La polémica cuarentena del monarca es tema de debates en las redes sociales. Aunque las leyes prohíben que se critique a la corona, los usuarios de las plataformas sostienen que se trata de un vulgar polígamo.

El rey decidió aislarse en un lujoso hotel de la localidad bávara de Garmisch-Partenkirchen, en los Alpes alemanes. Sin embargo, lo más curioso es que le acompaña todo su séquito real, incluidas 20 concubinas, todas jovencitas.

Mientras que sus padres eran queridos y respetados por los ciudadanos tailandeses, la conducta de Vajiralongkorn es criticada. Las leyes imponen penas de hasta 15 años de cárcel en el caso de que alguien falte al respeto al rey.

Según publica el diario alemán Bild, el soberano se encuentra en el Grand Hotel Sonnenbichl en un cómodo confinamiento. Allí pasa la cuarentena junto a sus cuatro esposas y otras 20 concubinas.

De manera oficial se desconoce si el rey de Tailandia se llevó con él a sus cuatro esposas. El mujeriego monarca acapara las portadas de la prensa europea y no le importa andar en la boca de todos. Antes se salir a su duro confinamiento sumó  a su currículum de escándalos el nombramiento oficial como consorte real de una de sus amantes.

Un cómodo confinamiento

La revista Vanity Fair asegura que al rey de Tailandia le encantan las jovencitas, por eso la pandemia le vino como anillo al dedo. En su país critican el cómodo confinamiento del monarca. Hasta principios del siglo XX, en Tailandia era normal que los reyes tuvieran una esposa oficial un pequeño harén de favoritas.

Pero esta práctica se extinguió y en Tailandia la poligamia quedó abolida en 1935. Las feministas protestas por las excentricidades de Vajiralongkorn. No obstante, al rey de Tailandia parece que poco le importan las críticas.

Pero en Tailandia las mujeres desean ingresar a las fuerzas militares para luego pertenecer al harén del rey. Con ello ganan dinero y estatus social.