El mecánico del Metro de la estación Propatria

252
estación Propatria - estación Propatria
Foto: Alex Guaicoco.
Compartir

Era la una de la mañana cuando Juan caminaba por dentro de la estación Propatria; le llamó la atención que alguien cantaba y silbaba en los patios y talleres del Metro de Caracas. Hacia la ronda de seguridad pero a pesar de revisar no veía a nadie. El centinela estaba contento con su nuevo trabajo.

Pensó que era un muchacho que se había quedado escondido y que había burlado la seguridad. Pero recorrió entera la estación, como los patios y escuchaba nuevamente como si alguien estaba reparando uno de los trenes.

“Pero que es esto, estoy dando vueltas y vueltas y no encuentro quien está por allí”, decía Juan. “Eso es lo que falta que salga un muerto en esta broma”. Estaba en la ronda volvía a enfocar con la linterna y seguía escuchando, pero sin ver a nadie.

Era abril de 1994 y se puso a revisar, cuando se alejaba para irse a la caseta un escalofriante “epa vigilante ven acá, hay un tren con fallas”, lo dejó estático. Se devolvió enseguida y corrió donde escuchó la voz; pero nuevamente no vio a nadie.

“Ah bueno pues”… dijo para sus adentros, se devolvió y comenzó a ver por la cámara de seguridad y ve a un tipo con una caja de herramientas. “Y este tipo quien es, no tengo a nadie que iba a venir a revisar los trenes hoy y a esta hora”; la imagen en la cámara dejaba ver a un hombre flaco con una caja de herramientas que iba solo en el lugar caminando lentamente.

Estación de Propatria y el mecánico

“No tengo a nadie que iba a venir para acá, voy a ver quién es”, dijo Juan. Pero al llegar donde estaban los talleres y trenes ve que no hay nadie. Desde las dos de mañana hasta las cuatro esperaba volver a ver a alguien en la cámara pero no fue así.

Foto: Erick Sucre.

“Este tipo quien es”… dice al ver la imagen nuevamente de espalda caminando en el reflejo de la cámara de seguridad. Escuchaba silbar y cantar y como si golpearan algunas de las parte de un vagón haciendo reparaciones.

Cuando estaba caminando ya a las cuatro y media de la mañana escucha… “mira me voy más tarde”. Juan vuelve a correr al lugar y no vuelve a ver a nadie.

Cambio de guardia

Erick le da los buenos días a Juan a las cinco de la mañana… “Nuevo buenos días, usted como que no durmió”… A lo que Juan contestó “Un tipo estaba en patio y talleres lo vi en la cámara de espalda pero no sé quien era”.

“Ah ese es el mecánico, el tipo murió aquí hace años, nadie sabe cómo, pero llama a los vigilantes; cuando sea así y lo escucha reza, y se queda tranquilo. Parece que murió aquí cuando estaban haciendo el Metro”.

 

También puedes leer ahora en nuestro portal de Noticias24Carabobo:

La periodista asesinada y desaparecida en Caracas


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar