Si hay una estampa que acompaña la aventura de ir a la playa son las empanadas de El Palito; por su sabor, textura y tradición. Década tras década las suculentas empanadas han dado que hablar por ser ya un emblema en Puerto Cabello.

De hecho no hay un viaje a la playa que una familia no haya hecho donde un carabobeño no las haya disfrutado. No se haya extasiado con el sabor de una de las empanadas de El Palito y sienta el orgullo de esta delicia.

Los sabores sean ido renovando año tras año y cuando es la época de vacaciones cuando hacen más. Debido a los visitantes que vienen de otras partes del país y la para obligatoria es en cada puesto.

Tradición que acompaña el viaje a la playa

Ir a la playa es una aventura, ya no es tan fácil salir por lo costoso, pero igual siempre hay que tratar de salir. Como igual siempre es tradicional disfrutar de una de estas empanadas de El Palito, todas son espectaculares.

Pabellón, queso, cazón, cazón con pollo, carne molida, queso con pulpo, queso con plátano, pulpo y mariscos. Pulpo con queso, vuelve a la vida y muchos sabores más esperan por ti.

CONTINUA LEYENDO: CUIDADO NO MALTRATES A UN PERRO O LO PAGARÁS CARO

De hecho el lugar es el preferido de los turistas que vienen por primera vez a Venezuela. Claro que la inseguridad ha tocado el lugar pero igual siempre es bueno visitarlo.

Poco se sabe de quien fue la primera persona que se colocó en El Palito a vender empanadas. Pero los puestos se multiplicaron y los mismos siguen vigentes.

De igual modo poco se sabe a quién se le vendió la primera empanada; dicen que el primero fue el General Marcos Pérez Jiménez. Pero poco se sabe que esto sea verdad.

Orgullo carabobeño

Cada lugar de Venezuela tiene su sello y su personalidad, las empanadas de El Palito les sobra sabor. Es por ello que siéntete orgulloso de las empanadas, que las mismas son las preferidas por los turistas extranjeros.