La tragedia del Aeropuerto Grano de Oro con el avión de Viasa

379
Avión de Viasa en Maracaibo
Compartir

Era el 16 de marzo de 1969 en pleno mediodía se esperaba en Maracaibo desde Caracas el avión de Viasa; el cual aterrizaría en el Aeropuerto Grano de Oro. El DC9 tenía unos días en el país luego de ser adquirido por la empresa aérea; había costado cinco millones de dólares.

El vuelo venía desde Maiquetía, haría una escala en Maracaibo para continuar a Miami; llevaba 83 personas a bordo. En el aeropuerto marabino algunas personas se habían agolpado para ver la nave aterrizar.

Uno de los mejores pilotos como lo fue Emiliano Savelli Maldonado, era un capitán con muchas horas de vuelo; el mismo tenía la responsabilidad de llevar el vuelo. Desde mucho antes de aquel 16 marzo había un rumor en la capital zuliana.

Los expertos en vuelos decían que aquella pista era muy corta y que podría poner en riesgo el lugar; como todas aquellas zonas cercanas. Pero por otro lado otras personas afirmaban que el aeropuerto estaba adecuado para ello; además de que el capitán sabía maniobrar la nave.

Pero la expectativa estaba en el lugar unos querían ver el aterrizaje y ver aquel “pájaro de aluminio” moderno. Pero los malos presentimientos estaban desde las afueras del aeropuerto y muchos rezaban para que nada ocurriera.

Avión de Viasa en Maracaibo

Pero la empresa al parecer hacía caso omiso de lo que las personas decían, incluso decían que solo había que creerle a los expertos; ya que los mismos sabían de las dimensiones del aeropuerto.

En el terminal aéreo estaban dos promesas del beisbol venezolano uno de ellos Néstor Isaías Chávez; mejor conocido como “El Látigo”. Además en el aeropuerto estaba el conocido Antonio Herrera Gutiérrez empresario del beisbol; esperaban por abordar el vuelo.

A las doce se divisó a lo lejos del aeropuerto la nave que venía desde Maiquetía y las personas esperaban por el momento; pero precisamente en ese instante del aterrizaje ven como la inmensa nave; tiene un problema con varios árboles que estaban en el lugar.

De hecho, al parecer le avisaron al piloto pero este dijo que no había problema con la nave; y que en veinte minutos este saldría del aeropuerto de Grano de Oro rumbo a Miami. Pero en efecto cuando la nave arrancó el mal presentimiento parecía hacerse realidad.

La tragedia de aquel marzo del 69

Precisamente el avión sale pero se ve que necesitaba un poco de más espacio para tener fuerza para elevarse; de hecho, al terminarse la pista solo logró una altura de diez metros y las personas en el barrio Ziruma; vieron al mismo acercarse.

La nave pareció perder fuerza y choca la primera vez contra un poste; luego con otro cercano a una cancha. Este ya un poco alejado del aeropuerto, la nave se va de un lado hasta que termina estrellándose.

El combustible se encendió, los fallecidos, los pedazos de aluminio quedaron regados en aquella barriada; mientras entre miradas curiosas y nervios el lugar se prendió en llamas. Bomberos, policías y agentes de seguridad llegaron al lugar.

El recuerdo sigue vivo en el lugar

Muchas personas que en ese tiempo eran niños o adolescentes narran que el aeropuerto y las autoridades se arriesgaron; no pensaron que aquello podía ocurrir y que debieron de revisar el avión. Afirman que debieron de haber hecho un análisis de lo que había pasado en el aterrizaje.

La tragedia del aeropuerto Grano de Oro y el avión de Viasa marcó el país, de hecho muchos recuerdan a las personas incluso acercándose al lugar; unos para robar y otros para ayudar.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:El último volado que hizo Tomasa


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»