El día que Héctor Lavoe escapó de la mafia de Pablo Escobar en Medellín

9574
Héctor Lavoe - Héctor Lavoe

El cantante de los cantantes Héctor Lavoe dejó miles de historias por todo el Caribe; por ser uno de los más famosos exponentes de la salsa no escapó de reunirse y cantar para Pablo Escobar Gaviria; en Colombia.

La historia sucedió al final de los años ochenta cuando Pablo Escobar Gaviria contrataba a los famosos para que le cantaran. No solo eran cantantes los que les animaban las fiestas; ya que se cuenta que el famoso Chespirito y su clan actuaron para él.

Todo estaba listo y el cantante voló desde Nueva York y se alojaría en un famoso hotel de Medellín; allí se iría a una hacienda ubicada a las afueras de esa ciudad; donde estaba Escobar con su gente; por supuesto al famoso capo nunca lo veían en los conciertos.

Esa noche era de gala en la hacienda del Patrón ya que siempre quería que el cantante con su orquesta tocara en vivo. Dicen que habían modelos hermosas, incluso empresarios que adulaban a Escobar; y personas que estaban ligadas al mundo de la música.

Héctor Lavoe - Héctor Lavoe

Héctor Lavoe y su canción famosa

Ya el boricua había puesto en su voz todo el repertorio en vivo, y le pidieron que repitiera su canción bandera, El Cantante. Una famosa novia que tenía el patrón le pidió una y otra vez el tema; ya eran nueve veces que lo había tocado.

Hasta que el cantante ya estaba molesto y le dice que hasta cuando iba a cantar lo mismo; pero fue el momento donde se paró uno de los guardias de seguridad de Escobar y amenazó a Héctor Lavoe con una pistola; acto seguido los encerraron a todos en un baño; tanto al famoso vocalista como a la orquesta.

El cantante ayudado por los compañeros de la agrupación escapó de la hacienda donde estaba; de hecho deambuló por varias horas hasta poder llegar a una parte en Medellín; fumando, sin zapatos con el traje rasgado paró un taxi.

El conductor se sorprendió con el parecido del hombre con el cantante; pero entre tantos dobles que abundaban en Medellín y Cali le costaba creer que este era el propio Héctor Lavoe.

Allí el taxista le pidió que cantara un pedazo precisamente del cantante; Lavoe soltó la risa y le dijo que por esa canción había pasado el problema. El artista llegó al hotel y habló con su mánager.

La orquesta y los instrumentos

El mánager llamó a la persona que los contrató y al otro día llegaron los músicos y los instrumentos dentro de un camión. Al parecer Escobar, el famoso patrón quiso contactar al cantante para darle una disculpa por lo que había pasado.

Pero Héctor le dijo al mánager que quería irse de inmediato de Colombia a Nueva York. El cantante luego fue llamado por otro de los carteles y se negó rotundamente regresar a Colombia.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:La venganza de la doctora Keller en Caracas