Cinco consejos que te ayudarán a darle placer a tu hombre

4608
Sexo oral a tu hombre - Sexo oral a tu hombre
Compartir

No existe un manual que te enseñe a darle sexo oral a tu hombre. Sin embargo, existen consejos que puedes seguir y son muy prácticos al momento del delicioso.

La idea no es solo recibir, también dar. Para ello, debes tener presente ciertos trucos bajo la manga que te ayudarán a proporcionar un sexo oral a tu hombre muy explosivo.

No debes olvidar que es el inicio de todo y te permitirá encender las ganas de tu pareja. Además que produce un nivel muy elevado de placer; y es muy satisfactorio ver cómo lo disfrutan.

Estos cinco consejos te darán un punto de vista diferente de las felaciones y masturbaciones para el placer sexual.

Al principio, comienza calentando a tu pareja: Baja tu lengua desde su ombligo hasta la raíz de su miembro, rodea la base; pero haz que espere un rato más para la cereza del postre. Esto generará mayor desesperación y aumentará el nivel de excitanción, tanto que él deseará que lo hagas ya.

Realiza un masaje en su pene y no te olvides de sus testículos: pasa la lengua de arriba hacia abajo en el miembro; pero aún no lo metas en tu boca, y mientras haces esto hazle unas sutiles caricias en sus testículos.

Corona del pene: pasa tu lengua con movimientos circulares sobre la punta de su pene, y con una mano estimula el resto del miembro, y utiliza la otra mano para seguir masajeando los testículos, lo sé, parece complicado; pero la idea es que hagas uso de todos tus recursos para que él no sepa qué le genera más placer.

Sexo oral a tu hombre - Sexo oral a tu hombre

Succión con masaje: Introduce su pene en tu boca hasta donde más puedas, recuerda evitar que esto te provoque arcadas (ganas de vomitar), estira tu lengua y continúa masajeando su pene haciendo círculos con la lengua. Con cada círculo que hagas, hazle una succión (en este paso utiliza las paredes de tus mejillas para rozar el pene).

Explosión: Baja hacia la parte donde terminan los testículos y empieza el miembro, y lame insistentemente de manera sutil, mientras estimula con una mano el pene y con la otra vuelve a acariciar sus testículos, para que esto pueda hacerlo explotar de placer.

Una de las condiciones para disfrutar del delicioso es que ambos tengan la misma disposición y ganas de complacer al otro.

Sigue leyendo: Practica la rumpología y sabrás que te vaticina el futuro


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»