Helado de oreo casero muy fácil de preparar

pasarela de pago crixto
402
Helado de oreo casero

El helado de oreo casero es una excelente opción para la merienda de los niños.

La combinación de sabores y textura que ofrece ha convertido este postre en único.

Ingredientes:

  • 12 galletas Oreo
  • 500 mililitros de crema de leche o nata para montar fría (guardada en el frigorífico)
  • 1 lata de leche condensada (397 g)

Preparación del helado de oreo casero:

1.- Rompe las galletas Oreo en trozos más o menos pequeños y resérvalos en un bol. Puedes triturarlas manualmente o hacerlo con una batidora eléctrica, como tu prefieras. Si lo haces con batidora notarás menos los trocitos de galleta una vez terminado el helado de Oreo.

2.- Bate la crema de leche o nata en el bol de metal que tienes en la nevera, pero sin llegar a montarla. Debe estar muy fría porque de esta manera se bate mejor y se espesa; si está caliente o templada no espesará igual.

Truco: La textura de la nata batida debe ser cremosa. Si usas varillas eléctricas o batidora, la conseguirás en 1-2 minutos batiendo a velocidad alta.

3.- Añade la leche condensada, los trozos de galleta y mezcla bien todos los ingredientes. Seguidamente, vierte la mezcla del helado de Oreo casero en una bandeja de horno o en un molde para hacer helados con ayuda de una lengua pastelera y guárdalo en el refrigerador durante al menos 6 horas. Para acelerar el proceso, puede reservar el helado de galleta Oreo en el congelador durante 3 horas.

4. Una vez pasado ese tiempo, el helado de Oreo casero estará listo para servir. Te recomendamos que lo consumas lo antes posible, ya que se derrite muy rápido si no está en la nevera o el congelador.

También puedes leer: Quesillo sin leche condensada (+receta)


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»