La maldición de los Kennedy culmina en un impensado capítulo final

588
La maldición de los Kennedy
Los medios bautizaron las tragedias de la poderosa familia como la maldición de los Kennedy. Foto: Agencias

El capítulo final de la maldición de los Kennedy, la familia más poderosa de Estados Unidos acabó, contra todas las apuestas, en un inesperado colofón.

Jean Kennedy Smith, la última hermana viva del presidente norteamericano John F. Kennedy murió en la paz de su hogar. La exembajadora en Irlanda, falleció a los 92 años en su casa en Manhattan, confirmó su hija Kym.

Una serie de eventos trágicos envolvieron al vigoroso clan familiar. La mayoría de los integrantes de la dinastía sufrieron decesos prematuros que algunos atribuyeron a la mala fortuna.

Puedes leer: ¡Única hermana sobreviviente de JFK! Muere Jean Kennedy Smith

Las páginas de los periódicos se llenaron con los asesinatos de los hermanos John y Robert, ultimados en 1963 y 1968 respectivamente. También provocó conmoción la muerte del hijo del primero, John, Jr., quien pereció en un accidente aéreo en 1999.

Pronto los medios bautizaron los sucesivos acontecimientos como la maldición de los Kennedy. Algo extraño marcó a la familia para que sus miembros se marcharan de esta vida de una manera no natural.

Saga de la maldición de los Kennedy

John F. Kennedy (JFK) y a su esposa Jacqueline Bouvier permanecieron escaso tiempo en la Casa Blanca. Pero muchos los calificaron como la pareja presidencial más icónica de la historia de Estados Unidos. Los consideraron incluso entre los matrimonios con más poder que gobernaron a esa nación, todo un fenómeno político.

Joseph P Kennedy, el padre de JFK, fue un millonario empresario de origen irlandés que nació en Nueva Inglaterra. Llegó a ser embajador en Reino Unido durante la presidencia de Franklin D. Roosevelt.

Rosemary Kennedy fue la tercera de los nueve hijos del matrimonio de Joseph P Kennedy y Rose Elizabeth Fitzgerald. Nació en 1918 y era la primera de las cinco hijas.

Se asegura que por mala praxis médica durante el parto, Rosemary sufrió una privación de oxígeno en el cerebro. Creció con discapacidades intelectuales, según reveló muchos años después una de sus hermanas.

Desde joven mostraba dificultades, pero la familia lo ocultaba para evitar el estigma de estar asociada con «genes defectuosos». A los 23 años de edad, en 1941 su padre optó por someterla a una lobotomía. Con la operación se pretendía separar o eliminar vías entre los lóbulos del cerebro.

Así se podría curar, pero la intervención acabó en un desastre.  Rosemary quedó sin poder caminar ni hablar. La mantuvieron escondida durante 64 años en institutos de salud.

Tragedias aéreas

Sin embargo, tres años después de la trágica operación de Rosemary, su hermano mayor, Joe Jr. Kennedy, falleció. Encontró la muerte como piloto en una operación secreta durante la II Guerra Mundial. Su precoz deceso lo convirtió en el único de los cuatro hermanos varones que nunca participó en política.

Joe Jr. Transportaba una gigantesca carga explosiva para arrojarla cerca del puerto francés de Calais. Pretendía estallar misiles que los nazis escondían allí, pero el avión explotó en el aire.  El primogénito de los Kennedy apenas tenía 29 años de edad. Jamás encontraron su cuerpo.

Luego en 1948, Kathleen Kennedy, la segunda de las hermanas de JFK, falleció. Volaba hacia el sur de Francia junto a su esposo ,el conde William Wentworth-Fitzwilliam, un militar y aristócrata británico.

Puedes leer: Cecily Betancourt y su historia luego de un casting del Miss Venezuela

Luego el sueño de Joseph P Kennedy de tener un hijo presidente  se cumplió con JFK. Su meta era que durante su gobierno Estados Unidos llegara a la Luna. Él tuvo que lidiar con la crisis de los misiles soviéticos en Cuba.

El 22 de noviembre de 1963, a dos meses de cumplir tres años de mandato, JFK fue asesinado en Dallas (Texas). Un proyectil lo alcanzó en una caravana en un auto descapotable. Las tragedias familiares continuaban.

Por el magnicidio las autoridades capturaron y responsabilizaron a Lee Harvey Oswald, un exmarine. Dos días después de la muerte de JFK, a Oswald lo mataron cuando lo trasladaban en un cuartel policial de Dallas. Todo ello derivó en especulaciones y teorías de la conspiración.

Fatal accidente

Pero la maldición de los Kennedy seguía, en junio de 1968 murió Robert Kennedy, uno de los hermanos menores de JFK. Era precandidato presidencial del Partido Demócrata cuando lo asesinaron en la cocina del Hotel Ambassador de Los Ángeles.

Por el caso acusaron a Sirhan Sirhan, un inmigrante palestino. El imputado aseguró que mató al miembro del clan Kennedy por apoyar a Israel.

La saga de tragedias continuó y en 1969, Edward ‘Ted’ Kennedy, hermano menor de JFK, tuvo un accidente automovilístico en la isla de Chappaquiddick, en Nueva Inglaterra, que resultó en la muerte de Mary Jo Kopechne.

Ambos regresaban de una fiesta cuando el auto que conducía Ted se salió de la ruta en un puente estrecho y cayó en un río. La mujer falleció en el siniestro, pero Kennedy resultó ileso. Ocho horas después informó a las autoridades.

Kennedy, quien era entonces senador por Massachusetts, asumió por televisión su responsabilidad. Dijo que no se encontraba en estado etílico. Lo sentenciaron a dos meses de prisión.