La vida de la mujer desconocida en un apartamento en Maracay

941
La mujer desconocida - La mujer desconocida
Compartir

La mujer desconocida en Maracay se había vuelto un misterio, el conjunto residencial Los Mangos; es una de las partes más conocidas de la ciudad jardín, pero pocos pensaron que había allí una mujer secuestrada. El lugar desde afuera se ve apacible, pero pocos sabemos que pasa dentro de los apartamentos; ya que es la vida privada de cada quien.

Así llegó allí la mujer desde Valencia, pensó que el amor llegaría de la mano con un hombre y antes de la celebración de Navidad de 1988; escapó con él. Ella soñaba que podrían vivir juntos, que las aventuras habían llegado a su vida; que todo lo que imaginaba del amor podría vivirlo.

Ella era una mujer de ilusiones, sueños y metas y creyó que podría vivir lo que soñaba con aquel hombre que le había jurado amor. Al salir desde Valencia aun en el Terminal Viejo pensó que sería feliz; imaginaba que en Maracay la vida cambiaría, pero no cambió para bien.

Veía seguridad en aquel amor y aceptó largarse, quizá pensó que luego con los años volvería a casa a ver a sus padres con nietos y sería aceptada de nuevo. Ella iba sonriente al escapar de su casa…

La mujer desconocida en Maracay

Pero la vida de la mujer cambiaría, ya no habría amor, el ejerció mucha tortura sobre ella. Vinieron las amenazas, estuvieron en un hotel de Maracay. Pero desde allí todo cambió ya no era aquel hombre amoroso; habían palabras fuertes, golpes y desilusiones.

Luego de allí la llevó hasta el Barrio La Coromoto donde no podía hablar con nadie; luego llegó a su destino o mejor dicho su cautiverio  en el año 2002 donde la mujer desconocida estuvo 18 años encerrada. Allí en esas paredes grises, cuartos sin iluminación y de gruesas cortinas pasó gran parte de su vida.

Torturas, relaciones sexuales forzadas, comida donde solo había arroz, huevo y lenteja; además de eso regaños y obscenidades. Todo eso era continuo, pero solo su fe la mantuvo viva ante tanta maldad. Es como tener una rosa en medio de las espinas o un pájaro que quiera cantar y volar encerrado en una jaula.

Ella nunca olvidó la dirección de su casa en Valencia, la familia había denunciado su partida; en aquel diciembre de 1988. La mujer mantuvo la fuerza, las esperanzas de algún día escapar. Pero tenía que esperar un momento exacto.

Un chisme hecho realidad

El era un hombre que se había ganado el aprecio de los vecinos, y pocos se imaginaban que había dentro del apartamento. Pero era como una realidad que la gente ocultaba y había miedo a la denuncia; ya que se contaba que dentro había alguien.

Unos incluso en los edificios lo veían como una fábula, algo de película, algo inventado. Como también había vecinos que no se iban a detener en dirimir si aquello que se decía era verdad. “No es mi problema”, decían en la torre del conocido conjunto residencial.

Pero mientras las personas preferían no meterse en el problema dentro había una mujer clamando salir. Su miedo era el principal problema, el cual parecía algo que ella no veía… lo sentía.

El escape a la vida

Ya ella había visto unas llaves en aquel apartamento sin bombillos, sin alegrías y gris como sus paredes. Le pareció esperar el momento exacto, era como si ver aquellas llaves era ver un pasaporte a la libertad. Luego de que aquel hombre que le había jurado amor se fuera, llegaría ese momento.

Ella agarró las llaves y se dio cuenta que podía abrir la puerta, además del protector y salir de aquel lugar; escapar de la tortura, de la maldad. Para su fortuna nadie la vio y si la vieron era como una fábula que se convertía en realidad.

Escapó pero con un propósito era buscar la seguridad, llegar a un lugar donde se defendiera a la mujer. Llegó al Instituto de la Mujer de Maracay donde contó aquella historia de su vida, dos horas después; ella se volvió como un caso de película.

Nunca olvidó la dirección de su casa en Valencia, mientras que todos en el país no asombrábamos de aquel caso tan triste. Cuando volvió a su casa, su madre había muerto esperándola; y sus familiares se alegraban de verla El hombre fue detenido, se conoció de otras mujeres que había tenido en cautiverio pero no tanto como a ella.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:Femicidio en Colón, quiso burlar a las autoridades con esta coartada


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar