El ataque de la torturadora de locutores en Colombia

370
La torturadora de locutores - La torturadora de locutores
Compartir

Marbella escuchaba la canción Hello de Lionel Richie y peinaba su cabello negro liso como la noche; era la torturadora de locutores. La muchacha de 20 años decía ser malvada con los hombres y le gustaba jugar con ellos.

Sobre todo con aquellos que estaban tras un micrófono queriendo conquistar mujeres con la voz engolada. César, tenia guardia en una de las emisoras de Bogotá y soñaba con conocer a la muchacha; la cual lo llamaba con frecuencia a la estación.

“Y no tienes Facebook o Instagram”, preguntaba con insistencia el locutor. Había quedado prendado con la voz de la muchacha; ”tengo los cabellos negros y los ojos color miel”, decía ella. “Es que hasta para modelo sirves, preciosa”; insistía el locutor.

La joven le dijo en una llamada para verse  “Te espero a una cuadra al salir de la radio, no le digas a nadie que te veras conmigo, vamos a jugar”; dijo en  la llamada telefónica a la estación. César en su carro se perfumó y se quedó prendado al verla solitaria.

El hombre se sorprendió de la pasión de la joven hacia él, y más extraño le pareció ya que nunca la había visto. El hombre se sintió ahogado entre el olor de los cabellos y el perfume de aquella joven. La cual lo amarró al volante para hacerlo sentir más. La chica lo dejó en el lugar desnudo y se llevó la ropa. “Vamos a ver cómo te sueltas de allí picarón”… le dijo mientras se llevó las llaves del carro.

La torturadora de locutores en Colombia

El caso de César sorprendió a todos en especial a su esposa, quien le pidió el divorcio al saber que lo encontraron sin ropa. Marbella no había dejado rastros y César dijo las características de la joven a la policía. “Este man dice que la joven tiene los cabellos negros, sabes cuantas mujeres hay así en la ciudad”, decía uno de los agentes.

Esa misma noche, Jesús Alejandro un locutor afamado de una de las FM de la fría Bogotá conocía a través del teléfono a Marbella. Se quedaba maravillado con la sensualidad de la voz de la joven, al momento de conocerla se terminó de flechar por las curvas; lo excelso de su figura y su manera de hablar.

“No te da miedo, hay una torturadora de locutores suelta”; pero Jesús Alejandro caía en la tentación de aquella joven la cual podría ser su hija. “Ah caramba eres un hombre madurito como me gustan a mi”. A Jesús Alejandro lo encontraron amordazado pero con vida en una de las calles de Bogotá.

El hombre había quedado al descubierto con besos marcados en la cara, en ropa interior; también tuvo miedo de descubrir a Marbella. “No sé quién era, solo me llamaba a la estación de radio”, decía el hombre, mientras las fotos del hecho rodaban por todas las redes.

Otra víctima

A Jorge le gustaba la noche, hablaba de lo que era la “torturadora» y de los casos que habían sucedido a dos locutores. “Bueno a los locutores hay que cuidarse”; Pero esa noche en el teléfono de la estación recibió la llamada de la joven; la cual le dijo al locutor que ella quería darle pistas de esa joven.

El locutor creyó en la muchacha y le dijo para verse… “las reglas las pongo yo… y te espero en la noche al terminar tu guardia, cerca de la estación”. Henry tenía miedo pero dijo… “que puede pasar”.

La muchacha saludó a Jorge con un sensual beso que le hizo saber que terreno estaba pisando. La joven dominó la escena y supo envolver al locutor para dejarlo amarrado al asiento y en ropa interior.

Hasta ahora en las frías calles de Bogotá los locutores temen por el ataque de la sensual muchacha; de la cual nunca encontraron pista alguna…

También puedes leer ahora en nuestro portal: 

¡Nostalgia! Ocho años del adiós de la actriz Mayra Alejandra

«Si quieres recibir además esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar