La tragedia en la pista de baile

1009
La tragedia en la pista de baile - La tragedia en la pista de baile
Compartir

Alberto movía su cuerpo con cuanta mujer llegara al club Las Estrellas en Ocumare del Tuy; la tragedia en la pista de baile llegaría esa noche. Bailaba a lo grande con una morena la canción “Oye lo que te conviene”; una salsa de Eddie Palmieri que estremece hasta el alma.

El albañil le gustaba el baile y la salsa, además de bailar con mujeres ajenas… “compadre bailar con una mujer ajena es lo máximo”, decía. La morena se presentó como Idania… mientras se fue a reunir con tres hombres que andaban con ella. «Compa pendiente con eso no vaya a ser su último baile»

“Terminé ese baño del ingeniero y ya tengo plata para bailar como debe ser, esta noche reventamos esa pista”; decía Alberto. Entre las luces improvisadas y el sabor de las espumosas se movía con alegría esa noche.

Idania se paró nuevamente moviendo sus caderas y comenzó a bailar con el albañil, el cual por sus movimientos le hicieron una rueda. Entre aplausos y bulla se movía al estilo cubano y le decían ¡vaya Alberto! Y empezaba a moverse más.

La mujer y el hombre se movían al son de la música mientras que los tres hombres que estaban con ella observaban con mala cara el baile. Alberto seguía destapado, se imaginaba que esa noche estaba en una pista famosa; en Miami,  o San Juan, Puerto Rico.

La tragedia en la pista de baile

Idania y el bailaban como si el mundo se fuera acabar aquella noche, el sonido de “Cuero Na’ Má” hizo que estuvieran más juntos. Robert el marido de Idania veía con rabia como el desconocido albañil estaba bailando con su mujer.

“Esto no me está gustando” le dijo el hombre a los otros dos que lo acompañaban; Alberto se movía como nunca y respiraba, sentía que el baile se apoderaba de su cuerpo y de su alma. El sonido de los timbales lo alegraban.

Los que estaban cercanos a Robert vieron como el hombre se acercó a la pista con cara de pocos amigos. Se molestó más cuando escuchó ¡Vaya Alberto estás con una mujer ajena!; el albañil seguía moviéndose al paso de la salsa brava.

Mientras que la gente lo aupaba a lo grande ¡Hu… hu…hu!, Idania y Alberto eran dos desconocidos aquella noche; pero en la pista se veían más que compenetrados… Alberto tomaba a la morena por la cintura mientras se acercaba a ella.

El balazo que enmudeció el club

De repente cuando estaban bailando y disfrutando en la pista, Robert estaba carcomido por los celos. Un balazo se escuchó mientras que el cuerpo del albañil caía en el centro del club Las Estrellas.

Idania salió corriendo al igual que los presentes, mientras que el cuerpo del Alberto quedaba tendido en el lugar. ¡Se lo dije era el último baile!…

Sigue leyendo ahora:Asesinó a su tío en Barquisimeto tras discutir por una toalla


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar