Los aguaceros también colman las carreteras con migrantes

pasarela de pago crixto
449
Los aguaceros
La región debe prepararse para los aguaceros y los desplazados climáticos. Foto: Agencias

Los aguaceros, la sequía y los desastres naturales provocados por el cambio climático saturan cada vez más carreteras con migrantes en América Latina.

Las inundaciones frecuentes también provocan que las personas busquen un mejor lugar para vivir lejos de sus hogares.

De acuerdo con el Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés), las mayores catástrofes naturales del 2018 desplazaron a casi 20 millones de personas. En la región es una tendencia que arroja a los desplazados a una situación de vulnerabilidad.

Puedes leer: China implementa sistema cuántico de comunicación invulnerable

Los expertos sostienen que los aguaceros, el hambre, la pobreza y los conflictos políticos son los causantes de las migraciones. Un informe de 2019 de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) señala que 135 millones de personas de 55 países padecían inseguridad alimentaria aguda. El estudio refiere además que el 80% de las poblaciones desplazadas del mundo residían en éstos.

Para ACNUR el continente americano se convirtió en el mayor receptor de solicitudes de asilo en 2019. «A finales de 2018 y en 2019 comenzó la gran Caravana Migrante, a la cual se unieron miles de personas de Honduras que migraron justamente por las sequías». Así se expresó para DW Astrid Puentes, Codirectora Ejecutiva de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA).

Los aguaceros fueron las razones de estas migraciones, pero esta causa no se documentó.  «A comienzos de 2017, Colombia, Brasil y Perú presentaron lluvias extremas que, unidas a la falta de planeación y de prevención adecuada de desastres, causaron importantes pérdidas», añadió Puentes.

Los aguaceros empujan migraciones

La investigadora recordó las inundaciones provocadas por las represas de Belo Monte (Brasil) Hidroituango (Colombia).

Según ACNUR, entre 2016 y 2019, se registraron 1,6 millones de solicitudes de asilo. Honduras perdió el 80% de sus cultivos debido a la sequía, como consecuencia del cambio climático.

Puedes leer: El reconfinamiento es peor que la primera cuarentena

Los migrantes por razones ambientales están en una situación de mayor vulnerabilidad porque no está reconocida su situación. A ellos les resulta complejo demostrar que con desplazados o refugiados por el cambio climático.

La Red Sudamericana para las Migraciones Ambientales (RESAMA) se dedica a brindar protección integral a los desplazados por causas medioambientales.

Caracterizar a los aguaceros y al cambio climático como agente de persecución es una innovación en América Latina. Esta es una de las tareas del organismo para que les concedan visas a los desplazados en la región.

Ahora a estas personas se les conoce como desplazados climáticos. Una realidad que América Latina tendrá que afrontar.