Primera Dama de México Angélica Rivera ¿Una esposa de alquiler?

pasarela de pago crixto
1650
Angélica Rivera
Foto: Notitarde

Desde su llegada al puesto de Primera Dama de México, Angélica Rivera, se ha convertido en el ojo de un huracán de escándalos en el que la vinculan con la compra de propiedades, el tráfico de influencias y una vida ostentosa repleta de joyas, prendas y placeres, que ha provocado la ira y molestia de distintos sectores de la sociedad mexicana.

Angélica Rivera
Foto: Notitarde

Por otro lado, el cuento ya no tan de hadas con Enrique Peña Nieto, se ha convertido en una novela de terror, en el que aseguran que la unión de estos personajes fue fríamente calculada por Televisa. Tal como lo hacen para cualquier dramático, Rivera también tuvo que realizar un casting junto a otras dos actrices, esto con el fin de quedarse con el papel principal, el de esposa.

A  esta historia también se une la Iglesia católica, que intervino para disolver el matrimonio religioso de Angélica con José Alberto Castro, hermano de Verónica Castro. Lo que le permitiría a la actriz poder realizar su boda ante los ojos de Dios junto al “hombre de su vida”, quien al parecer no le ha importado respetar el sacramento de respetar a su esposa.

De esto se trata el libro de la periodista Sanjuana Martínez, quien se encargó de escribir sobre la vida de la afamada actriz, conocida como La Gaviota, esto a través de la recopilación de documentos, fotografías y entrevistas, que relatan la vida de Rivera hasta convertirse en la esposa del presidente de México.

Con información de Notitiarde

Angélica Rivera
Foto: Notitarde