Un asombroso accidente ocurrió la mañana de este domingo en la segunda vuelta del Moto GP de Francia que obligó a detener la carrera por completo luego de que algunos pilotos perdieran el control tras conseguirse con una pista cubierta de aceite, al menos 15 competidores se vieron afectados, ninguno resultó con heridas graves.

Foto: Marca

Tras el incidente los mecánicos trabajaron a destajo para volver a poner a punto las motos. La limpieza de la pista llevó más de 40 minutos y, así, las autoridades consideraron que había que repetir la salida.

La pérdida de aceite de la moto de Adam Norrodin, producto de un choque entre él, Dalla Porta y Kornfeil, dejó una de las imágenes más impactantes del fin de semana.

Al tomar la curva donde se había protagonizado el accidente, uno a uno fueron cayendo en la segunda vuelta del Gran Premio de Francia, obligando a detener la carrera por completo.

Afortunadamente ninguno piloto sufrió lesiones de gravedad y sólo el asiático, junto a Antonelli y Bulega, ingresaron al centro médico.

Mientras los comisarios limpiaban la zona, los mecánicos trabajaban a destiempo para reparar los posibles daños de sus vehículos y los competidores intentaban recomponerse del susto.

Después de realizar un recorrido de calentamiento, y corroborar que la pista de Le Mans había quedado en buenas condiciones, se reanudó la carrera. Los pilotos tomaron posición nuevamente para repetir la salida y la cantidad de vueltas se redujo de 24 a 16.

Con información de Infobae 

https://www.youtube.com/watch?v=mxKvX3RxRaU