¡Eternos! nadie repara los Huecos del final de la ARC

noticias24carabobo
293

Presupuestos van y presupuestos vienen y parecen eternos los huecos del final de la ARC, frente a Protinal. Los mismos desde hace cinco años o hasta más permanecen allí; igualmente una boca de visita faltante que representa un peligro para los conductores.

Exactamente frente a Makro, y desde la salida el Centro Comercial Metrópolis; están los huecos del final de la ARC. Exactamente a pocos metros del Distribuidor San Blas. Muchos conductores desde hace años le piden a las autoridades taparlos.

Desde la parada del centro comercial Metrópolis están dichos huecos; regados a lo largo de la vía, uno a otro. Los conductores tienen que sortear con el volante no caer en los mismos; ya que muchos se les ha dañado el tren delantero por los huecos.

Huecos del final de la ARC, peligro latente

El peligro es latente de día y de noche ya que aparte de los huecos está una boca de visita sin tapa. La misma ha ocasionado varios accidentes, sobre todo a los que vienen desprevenidos y caen en la misma. Por ahora ya la misma va para año y medio sin tapa.

 

CONTINUA LEYENDO: ¡PRECIO SUSTO! SARDINA EN LATA, DE PLATO BARATO A PLATO EXQUISITO

Muchos son los conductores que le hicieron un llamado a las autoridades para que la a la boca de visita; se le coloque la tapa. Teniendo en cuenta que al frente del lugar está un comando de la Guardia del Pueblo; en la antigua estación de servicio Lagoval.

 

Los huecos del final de la ARC son varios y van en cadena; hay que tener cuidado a andar por la autopista. Los mismos en la noche no se ven ya que el lugar tampoco cuenta con luz y allí a más de una persona ha terminado con un caucho dañado.

Con poco asfalto

Varios conductores manifestaron a Noticias24Carabobo que los huecos que hay al final; de la Autopista Regional del Centro se tapan con poco asfalto. Indicaron que los trabajos no son tan difíciles.

“No son tan difíciles tapar los huecos… difícil es reparar hoy en día un caucho”, dijo Ever Herrera. Manifestó Herrera que mucha gente pasa desprevenida por el lugar y los huecos en el final de la autopista; son peligrosos.