Hace 27 años el vallenato sufrió un duro golpe con la trágica muerte de Rafael Orozco. El 11 de junio de 1992 en plena cima de la música colombiana asesinaron al cantante.

Esa noche en el cumpleaños de su hija Kelly Johanna Orozco cuando salió a recibir a unos amigos lo balearon. Desde esa noche se manejan miles de hipótesis en torno a la muerte de Orozco.

Narcotráfico, deudas de drogas, líos con mujeres como también enemigos de la música; salieron a la luz luego de que el vallenatero lo mataran.

Rafael Orozco en plena fama

Desde principios de los años ochenta Rafael Orozco buscó ser famoso, hizo llave con el acordeonista Israel Romero. Desde allí formaron el reconocido “Binomio de Oro”.

CONTINUA LEYENDO: JORGE CELEDÓN LE DA LA OPORTUNIDAD A LOS NUEVOS VALORES

Venezuela le abrió las puertas al “Binomio” y desde allí la fama fue creciendo. De hecho el haberse presentado en los programas de televisión venezolanos los hicieron famosos.

En países como Ecuador, Perú, Bolivia y parte de Miami, Rafael Orozco  y el “Binomio” empezaron a sonar. Cada  año en la época decembrina lanzaban un tema y lo pegaban.

Asesinado cuando menos lo esperaban

Cuando menos lo esperaban, Rafael Orozco fue baleado con más de diez tiros en su casa. Incluso lo ligaron a los carteles de la droga, como también a Pablo Escobar Gaviria.

Pero parecía una cortina de humo, mientras la familia y el continente lloraban a Orozco; se tejían miles de hipótesis del asesinato. Sus hijas, la familia, la esposa, sus amigos y los demás cantantes lamentaban la noticia,

En Venezuela, ya un año antes habían sonado con el tema “Recorriendo Venezuela”. Desde allí se ganaron el corazón del público venezolano, que lloró a Orozco.

Para ese tiempo en el centro de Valencia, incluso se vendían las fotos de Orozco como pan caliente.