Artech Digital
Foto: Referencial

El presidente de la Federación de Gimnasia de EEUU, Steve Penny, renunció este jueves al cargo tras un escándalo en el que los acusadores dicen que fue lento para notificar a las autoridades sobre las acusaciones de abuso sexual.

gimnasia
Foto: Referencial

Penny renunció luego de las repercusiones de los más de 70 casos de mujeres que denunciaron que un antiguo médico del equipo nacional abusó sexualmente de ellas durante sesiones de entrenamiento.

Penny renunció durante una conferencia telefónica de la Junta de Directores de Gimnasia de Estados Unidos. El panel aceptó su dimisión y nombró al presidente del consejo Paul Parilla, para guiar a la organización durante la búsqueda del reemplazo de Penny.

«La junta cree que este cambio de liderazgo ayudará a USA Gymnastics a hacer frente a sus desafíos actuales e implementar soluciones para mover a la organización hacia adelante en la promoción de un ambiente seguro para sus atletas en todos los niveles», dijo Parilla.

Más de 350 gimnastas fueron objeto de abusos de acuerdo con una investigación del Indianapolis Star, de la ciudad donde se basa la Gimnasia de Estados Unidos, que encontró que el organismo nacional no prohibió a los entrenadores durante varios años, después de haber sido denunciados por delitos sexuales contra niños y algunas veces fallaron en alertar a la policía de las acusaciones.

«Con el anuncio se espera que permita a la gimnasia de Estados Unidos cambiar su atención hacia el futuro con un entorno seguro para sus atletas y continúe con éxito en la competición», dijo el presidente del Comité Olímpico de Estados Unidos, Larry Probst.

Se espera que una evaluación independiente a cargo de Deborah Daniels, una exfiscal federal, sobre cómo proteger mejor a los jóvenes gimnastas se complete para junio.

Con información de El Universal