Qué son las VPN y para qué sirven

244
Qué son las VPN y para qué sirven

La seguridad es uno de los asuntos que más preocupa hoy en día a usuarios, empresas y organizaciones. Cualquier transferencia de datos por internet como pagos online, teletrabajo, videoconferencias o envío de correos electrónicos, se expone a muchos riesgos que pueden terminar con la información comprometida, es decir, interceptada y descifrada por un tercero no autorizado.

Las Redes Privadas Virtuales se han convertido en una de las mejores alternativas para garantizar un entorno seguro de comunicación y transferencia a través de internet, y son claves en el entorno empresarial para permitir el acceso remoto a sus sistemas y datos.

Las VPN pueden utilizarse tanto en entornos empresariales como en particulares, donde los usuarios disponen de opciones como ExpressVPN, ProtonVPN, SurfShark o NordVPN para navegar seguros por internet.

Qué es una Red Privada Virtual

Una red privada virtual o VPN (virtual private network) es una red de comunicaciones que se gestiona como una red física, pero con los equipos y dispositivos conectados a la misma por internet. Las transmisiones que se producen en este tipo de redes están encriptadas para garantizar la integridad y privacidad de los datos.

Se habla del uso de un túnel (tunneling) para transferir los datos a través de la VPN, ya que no son visibles para los usuarios de la red adyacente.

Existen plataformas de redes privadas virtuales que pueden utilizarse para establecer conexiones y accesos seguros. Estamos hablando de opciones como ExpressVPN o SurfShark, portales profesionales que ofrecen servicios de VPN fiables.

Para qué se utiliza una VPN

Los principales usos de una VPN son los siguientes:

Acceso a la red interna de una empresa

A través de una VPN los trabajadores de una empresa pueden conectarse a la red empresarial donde se encuentran las herramientas y datos necesarios para realizar su trabajo. Con estas redes pueden acceder desde casa y utilizando sus propios dispositivos, a los sistemas e información bajo un entorno de alta seguridad, evitando exponer los servidores de la empresa.

Visionar contenido restringido geográficamente

Las VPN enmascaran la dirección IP que se utiliza para realizar las peticiones a un servidor, mostrando una IP distinta a la que realmente se está utilizando. Esta característica de las redes privadas virtuales permite utilizarlas para acceder a contenido que está limitado a una zona geográfica concreta.

Un ejemplo de este uso de una VPN, es el de poder acceder al contenido de una plataforma de streaming como HBO o Netflix, que solo esté disponible para un país determinado.

Navegar de forma anónima

Con una VPN se puede navegar de forma anónima sin que el proveedor del servicio de acceso a internet tenga datos sobre la actividad realizada. Este anonimato es relativo porque los administradores de la VPN sí dispondrán de esa información.

Durante la pandemia del Covid-19 el número de ciberataques se disparó, siendo las empresas el principal objetivo de los ciberdelincuentes. Las VPN han sido la solución para el teletrabajo seguro durante los periodos de confinamiento y movilidad reducida causados por la pandemia como podemos ver en este análisis presentado por Deloitte.