Rechazan propuesta de construir una ciudad comunal en el Ávila

279
construir una ciudad comunal en el Ávila - construir una ciudad comunal en el Ávila
Foto: Twitter
Compartir

Activistas y defensores naturales rechazan la propuesta del presidente Nicolás Maduro de construir la primera ciudad comunal en el Ávila.

A través de una alocución transmitida por VTV, el Mandatario Nacional propuso que “Una vez esté aprobada la Ley, se fundará la primera Ciudad Comunal en el Waraira Repano, llamado a ser ejemplo de producción agrícola, turismo internacional y nacional, ejemplo de democracia interna”.

Tras la proposición del Ejecutivo, varias organizaciones civiles y activistas exhortaron a la comunidad a rechazar esta iniciativa; ya que afectaría el pulmón vegetal de Caracas. Desde el año 1958 está protegido por la legislación venezolana.

En este sentido, la ONG Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA) calificó de “ecocidio” el planteamiento del presidente Maduro.

“El Ávila es un parque nacional. El Ávila es un pulmón para Caracas. El Ávila es un patrimonio natural de Venezuela (…) No permitamos un ecocidio en El Ávila”, subrayó la ONG.

Por su parte, la activista Lexys Rendón, directora de la organización Laboratorio de Paz, pidió a las autoridades situar este tipo de ciudades en otros lugares más adecuados.

Agregó que “La ley de ciudades comunales requiere de un proceso amplio de consulta según la CRBV. El Ávila es un parque y reservorio que necesita cuidarse y salvaguardarse. Mantenerlo sano, protegido y equilibrado es fundamental. Una ciudad comunal pueden construirla en cualquier otro lado”.

Ahora, la ONG Observatorio de Ecología Política de Venezuela (Ecopolítica) puntualizó que el parque nacional El Ávila, viene sufriendo un proceso de degradación.

“Ante la mirada cómplice de Inparques actividades que violentan la normativa del reglamento de uso de este parque nacional, como el uso de bicicletas y la promoción de carreras y deforestaciones; la realización de fiestas en el Hotel Humboldt y la deposición de las aguas servidas directamente en la montaña; así como la violación a los terrenos de los cultivadores de Galipán de forma arbitraria para construir carreteras, teleféricos, mansiones y otras edificaciones de gran tamaño. El peor de los casos, el permitir el uso de glifosato y otros agro-tóxicos sobre los terrenos”, acotó.

 

Puedes leer: Ana González inspeccionó reactivación de pozo de agua en La Cidra…


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»