El expresidente del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero renunció como mediador a la crisis venezolana. El español en los últimos tres años había buscado acuerdos entre ambas partes.

Dichos acuerdos eran para buscar soluciones a la crisis venezolana que en los últimos años se ha complicado. Basándose en el diálogo con ambas partes Rodríguez Zapatero organizó encuentros para poder buscar soluciones.

Rodríguez Zapatero trató de buscar vías entre ellas el Acuerdo de Convivencia Democrático. Dicho acuerdo establecía acuerdos para alzar la economía venezolana; como también crear una comisión de la verdad.

Rodriguez Zapatero muy criticado

No solo en Venezuela, también en España el exmandatario español se ganó muchas críticas por su papel en el país. Muchos lo cuestionaron al momento de actuar y estar a favor de una línea.

Fue uno de los que impulsó las negociaciones que se llevaron a cabo en República Dominicana. Logró sentar a las dos partes en una mesa de diálogo aunque para muchos los acuerdos logrados fueron muy pocos.

CONTINUA LEYENDO: ¡PAGO MÓVIL! UNA OPCIÓN ANTE LA CARENCIA DE EFECTIVO

Este año el papel de Rodríguez Zapatero en seis meses se vio mermado desde la juramentación de Juan Guaidó. Guaidó se juramentó como presidente de la Asamblea Nacional.

Desde allí el papel del dirigente se fue viniendo a menos y este año su participación en los diálogos fue nula. Unos dicen que Rodríguez Zapatero decidió no seguir por la desunión que hay en la oposición.

Papel muy complejo en el país

El papel político en el país se ha tornado complejo desde el mes de enero con Juan Guaidó en la escena política. Al parecer desde allí decidió dar por finalizadas sus intenciones como mediador.

De hecho este año en las conversaciones que se llevaron en Oslo el político español no tuvo participación.