El sector del juego en Venezuela: pasado, presente y futuro

268
juego en Venezuela

En nuestro país, las apuestas funcionan de forma legal desde el año 1997, cuando se emitieron las leyes de juego No. 36259 y 36523. Aunque antes de eso existían actividades de juego a lo largo de la nación, estas se realizaban por medio de permisos otorgados por las autoridades locales, sin la existencia de una reglamentación nacional definida al respecto.

Tras la legalización del juego, el Estado se convirtió en el único capaz de emitir licencias y tomó un papel más activo en el seguimiento de las actividades de los casinos y otros establecimientos de apuestas.

Así mismo, la reglamentación de finales de los noventa permitió un inusitado crecimiento en el sector, aumentando la popularidad de juegos de casino como el Blackjack, las loterías, los bingos, y las apuestas deportivas. Muchas de estas actividades han sabido mantener su popularidad hasta la actualidad. Por ejemplo, el Blackjack fue uno de los juegos que vio un aumento en su número de usuarios con la legalización del juego en los casinos y sigue siendo muy popular hoy en día entre los venezolanos.

De otro lado, se han emitido nuevas leyes y regulaciones para brindar al segmento de las apuestas un marco legislativo sólido, con actividades definidas y líneas de tasación claras. Al respecto, se encuentran entre las principales normas la Ley de Impuestos a las actividades de juegos de Evite o Azar de 2007 y el Reglamento Interno de la Comisión Nacional de Casinos, Salas de Bingo, y Máquinas Traganíqueles de 2011.

Finalmente, aunque el mercado de apuestas en Venezuela es de menor tamaño al de otras economías de América Latina, el sector representa un valor estimado de 4 millones de dólares anuales. De forma reciente, con la implementación de la criptomoneda venezolana (el Petro), la dolarización subyacente de la economía, y el aumento de la oferta de casinos en línea, es de esperar un mayor crecimiento de la actividad generada por los casinos en los próximos años.

Estado actual de los casinos en Venezuela

En la actualidad, el mercado de los juegos de casino ha sufrido un fuerte impacto a causa de la pandemia global de Covid-19. Las medidas de restricción a la movilización y la reducción de aforo en establecimientos públicos han impactado la industria, logrando que, a mediados de 2021, se mantengan activos solo 5 casinos en la totalidad del territorio nacional.

Las restricciones han obligado a los venezolanos interesados en apostar a dirigirse al segmento de las apuestas y los juegos en línea. Este sector se encuentra legalizado desde el año 2012, a diferencia de otros países de la región que no cuentan con una reglamentación o tienen un marco legal difuso, el cual no prohíbe, pero tampoco permite las actividades de casino en línea.

En lo que respecta a preferencias, el público venezolano tiene bien establecidas sus actividades de apuestas favoritas. Entre las más importantes se encuentran:

  • El Blackjack: Este clásico juego de casino es uno de los más populares alrededor del globo. Debido a su sencillez y potencial de ganancias se ha convertido en uno de los de mayor favoritismo entre los venezolanos, quienes recurren a sitios de blackjack online como un pasatiempo o una verdadera forma de ganarse la vida.
  • Las apuestas deportivas: El fútbol, el beisbol y las carreras de caballos, cuentan con un gran nivel de aficionados a lo largo del territorio. Debido a su popularidad, es común las actividades de apuestas ilegales en este segmento, no existiendo datos oficiales acerca del tamaño de este mercado.
  • Los bingos y las loterías: La Comisión Nacional de Lotería es la entidad encargada de supervisar las actividades de este sector. A nivel nacional existen un gran número de loterías, entre las que se encuentran, la Lotería de Táchira, la de Oriente y la de Caracas, entre muchas otras.

El futuro del juego y los casinos

El mercado de los casinos, las apuestas y los juegos de azar ha vivido una transformación importante desde su legalización y posterior expansión a finales de la década de los noventa.

Los juegos de casino en línea han adquirido una importancia vital como una solución a los problemas de la industria generados por las medidas para combatir la epidemia de Coronavirus. A pesar de no ser una de las plazas más extensas, el mercado del juego venezolano ha sabido sortear las crisis económicas de los últimos años, manteniéndose como una actividad económica pujante.

Se espera que el dinamismo del sector siga manteniéndose debido a nuevas formas de juego, por ejemplo, a través de activos digitales, como las criptomonedas. De hecho, desde el año 2018, Venezuela cuenta con su propia criptomoneda oficial, el Petro, anunciada por el presidente Nicolás Maduro como “una nueva experiencia única y extraordinaria de nuestra economía”. Así mismo, el presidente autorizó personalmente en el año 2020, la apertura del primer casino en utilizar únicamente la criptodivisa como medio de pago, ubicado en el lujoso Hotel Humboldt en la capital Caracas.

De mantenerse las buenas perspectivas para el sector, es posible que este siga siendo una de las formas de entretenimiento favoritas de los venezolanos.