#TBT La tragedia que por poco ocasiona Tatiana Capote en los ochenta

1709
Tatiana Capote - Tatiana Capote
Foto: @magazinelatino

En los años ochenta el nombre y figura de Tatiana Capote era sinónimo de sintonía en RCTV; es por ello que cantaba, protagonizaba novelas y hasta estuvo en varias películas venezolanas entre ellas Adiós Miami.

Pero en aquellos años la actriz que había participado en concursos de belleza por poco ocasiona una tragedia sin querer. Cabe destacar que la actriz no tuvo la culpa, más bien el entrenamiento que tuvo no fue el mejor.

Siempre con el manejar armas hay que tener cuidado, hay que conocer del seguro; como del gatillo y de los componentes de esta. Es por ello que la actriz le tocaba hacer una escena con una escopeta en la localidad de Camatagua; estado Aragua.

Dicha producción televisiva estaba protagonizada por la actriz junto a Carlos Olivier; también junto a los recordados actores Tomás Henríquez y Carlos Marquez; la actriz encarnaba a la bella Flor María Báez.

Tatiana Capote - Tatiana Capote

Era 1981 y RCTV estaba produciendo la novela Rosalinda y la actriz con la escopeta en mano iba a empezar a disparar. Pero al manipularla no tuvo la fuerza y la misma no tenía seguro y la actriz no le quedó otra que soltarla.

Tatiana Capote, y el arma disparando

Al caer el arma esta quedó disparando lo que hizo que todo el mundo saliera corriendo; para evitar una herida de bala. Las grabaciones se estaban haciendo en una parte amplia; lo que hizo que las personas huyeran.

El mismo director y afamado cineasta venezolano como lo era Clemende De La Cerda tuvo una herida. También por los disparos que soltó la escopeta resultó herido el camarógrafo Jorge Valdez.

La actriz no tuvo heridas ¡gracias a Dios! Pero el arma la soltó ya que como todos sabemos estas generan fuerza; y hay que saberlas manipular. Aparte de los nombrados salieron heridos un hombre de apellido Trotman, chófer del canal de Quinta Crespo.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:El día que Héctor Lavoe escapó de la mafia de Pablo Escobar en Medellín