Artech Digital

El presidente de Estados Unidos Donald Trump amenazó con colocar en aguas internacionales; barcos frente a Venezuela. El primer mandatario norteamericano lo haría con el fin de interceptar embarcaciones que dirijan productos a Venezuela.

Trump ha anunciado bloqueos de activos del gobierno en su país; pero anunció en las últimas horas el bloqueo marítimo. El Colocar barcos frente a Venezuela sería una provocación más fuerte por parte de la administración Trump.

Como es sabido este año Venezuela y Estados Unidos mantienen férreos conflictos políticos. Desde hace semanas el presidente Trump dijo que iba a anunciar medidas más fuertes contra el gobierno de Maduro.

Barcos frente a Venezuela

El hecho de movilizar embarcaciones hacia aguas internacionales; les da el aval de prácticamente provocar a Venezuela. En todo el país se mantienen las jornadas de recolección de firmas en todos los puntos.

CONTINUA LEYENDO: ¡LIBERADA! HALLADA CON VIDA LA PERIODISTA ANABEL QUEVEDO

Las rubricas serían entregadas ante el presidente de la Organización de las Naciones Unidas; Antonio Guterrez, esto con el fin de cesar provocaciones de Estados Unidos. Pero al colocar barcos frente a Venezuela la agresión sería más fuerte.

Trump y todo su tren ejecutivo ha manifestado duras palabras contra el gobierno de Nicolás Maduro. De igual modo con la incorporación por parte de la Asamblea Nacional al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca complica aun más el panorama.

Pentágono en desacuerdo con la idea

El Pentágono ha manifestado estar en desacuerdo con la medida de movilizar embarcaciones; y colocar barcos frente a Venezuela. Dijeron que no lo ven viable además lo ven si consistencia desde el marco legal y lo ven como una provocación fuerte.

El hecho de movilizar embarcaciones sería una advertencia y Venezuela de igual forma buscaría defenderse. Lo que pudiera desencadenar otro conflicto.

Desde el 5 de agosto Estados Unidos ha aplicad fuertes sanciones a Venezuela; de igual modo los voceros opositores dicen que la misma no afectaría la entrega y compra de alimentos y medicinas.