Artech Digital
Tsitsipas derrotó en la final - noticias24 Carabobo

Stefanos Tsitsipas derrotó en la final del Torneo de Maestros al austríaco Dominic Thiem por 6-7 (6), 6-2 y 7-6 (4) convirtiéndose en el primer griego en alcanzar el torneo.

Viniendo de atrás, el ateniense de 21 años y tres meses es el quinto jugador más joven en conseguirlo.

El último fue el australiano Lleyton Hewitt, quien logró en 2001 en Sydney con 20 almanaques.

Tsitsipas derrotó a Thiem

El griego, ganador el pasado año de las Finales ATP Nueva Generación en Milán, se recuperó anímicamente tras ceder en el desempate.

Para luego vencer a Thiem en dos horas y 35 minutos, en un juego donde los calambres le trataron de jugarle mal, pero pudo recuperarse para alzarse con la corona del llamado también Final de ATP.

Otros más jóvenes

Todos leyendas del llamado deporte blanco, que ahora se pinta de cualquier matiz están por debajo de la edad de Tsitsipas.

El tenista con menos de edad el lograrlo fue el estadounidense John McEnroe, con 19 años y 11 meses.

Luego está sus compatriotas Pete Sampras (20 años y tres meses) y Andre Agassi (20 años y tres meses).

Desde hace dos décadas que un represente del país de las Barras y las Estrellas que  no lo gana, siendo el último Sampras en Hannover, Alemania.

Tsitsipas derrotó en la final - noticias24 Carabob

Griego le cae bien pista cubierta

Tsitsipas suma cuatro títulos en su corta carrera, pero tres en 2019 (Marsella, Estoril y Londres)  tres en cancha cubierta.

Además, es el cuarto tenista diferente que se alza con el Torneo de Maestros desde las victorias del británico Andy Murray (2016), el búlgaro Grigor Dimitrov (2017) y el alemán Alexander Zverev (2018).

Thiem cuarto del mundo

No se pudo alzar con el torneo de Maestros, pero Thiem tendrá como consuelo terminar la temporada como el cuarto tenista del mundo.

La victoria en el total del torneo (fase de grupos, semifinales y final) fue premiada con un cheque por 2,65 millones de dólares y 1.300 puntos ATP para el ganador y el finalista recibió otro por la mitad.

Continúa leyendo: Max Verstappen puso la samba en Gran Premio de Brasil