Un capítulo de infidelidad, como enfrentarlo antes y después

383
La infidelidad - La infidelidad

Nadie está exento de cometer un acto de infidelidad, así que aquí te vamos a presentar lo que debes hacer ante una situación cómo está. Muchas veces la definición no está muy clara que digamos; pero hay herramientas para ayudarte.

Cuando la descubrimos de nuestra pareja el primer sentimiento que se viene a nuestra mente es la ira. Muchas veces en este estado de ánimo tomamos decisiones que no son las mejores para ti ni para tu pareja. La deslealtad cuando hay amor es lo más duro de enfrentar

Lo más aconsejable en este caso es respirar profundo, retirarse y tomarse un tiempo y esperar a que la tormenta pase. En ese tiempo tenemos muchas preguntas que deseamos que nos respondan como porque; cuando y como pasó; lo mejor es esperar la explicación de la deslealtad.

Una vez tengas las respuestas muchas no te gustarán y muy probable recurres al estado de ira; si esto ocurre toma de nuevo más tiempo. Recuerda que tienes heridas emocionales que no sanaran de un día a otro cuando hay una deslealtad.

La infidelidad y lo más aconsejable

Lo más aconsejable es esta etapa es buscar ayuda profesional que te permita establecer la terapia propia de tu caso. Pero si quieres intentarlo por tu cuenta debes tener en consideración varias técnicas; todas para enfrentar a la deslealtad.

Habla de la situación con familiares y amigos pero ten mucho cuidado las personas a las que busques para hablar. Las mismas deben ser personas nada tóxicas, deben ser personas que estén dispuestas a escuchar y hacer algún consejo; que te ayuden para enfrentar la deslealtad.

La infidelidad - La infidelidad

Si decides perdonar la infidelidad deberás hacerlo sin sentimiento de venganza; perdonar es una decisión pero hay que trabajarlo en el tiempo. No es algo como un interruptor que pasas y todo vuelve a lo mismo.

No prestes atención al resto de las personas una vez que decidas perdonar eso es una decisión muy personal; el cómo enfrentar la deslealtad.

Si decides no perdonar la deslealtad es porque la herida es muy profunda y no sana. Entonces hazle saber a la otra persona tu decisión y lleva el proceso de separación. Esto debes hacerlo de la manera más pacífica posible.

Cuando decides poner fin a esa relación no debes tener contacto con esa persona por más fuerte para que sane la herida. Trata de salir y hacer las cosas que no hacías cuando estabas en la relación, sal con amigos nuevos y realiza proyectos; olvida la deslealtad.

Sigue leyendo ahora:¡Come los que quieras! Estos son los beneficios del mango