Un doctor que no era José Gregorio Hernández

350
Un doctor que no era José Gregorio - Un doctor que no era José Gregorio
Foto tomada de la cuenta @caricuaofoto
Compartir

En las cercanías del Hospital Vargas en Caracas hay otra leyenda la cual se ha comentado mucho. Un doctor que no era José Gregorio Hernández lo han visto en las inmediaciones de San Simeón a Monte Carmelo; en la capital.

Pedro, era un hombre que venía caminando en la noche en los años setenta cuando ve a un hombre con una bata blanca. Le llamó la atención verlo a esa hora, le dio las buenas noches y siguió caminando.

Mientras caminaba el hombre iba rezando, ya que le pareció extraño ver al doctor con la bata blanca en esa esquina. Al seguir caminando y voltear ve que no había nadie en la esquina; por lo que apuró el paso.

Pocas personas han visto al misterioso hombre quien en horas de la noche sale en las cercanías del centro de salud. Otra de las historias cuenta lo siguiente, una señora venía con un fuerte dolor lumbar y vio al hombre, el cual la llevó hasta cerca del hospital. Luego de allí desapareció.

Un doctor que no era José Gregorio - Un doctor que no era José Gregorio

María una de las mujeres más devotas de José Gregorio Hernández destaca que no es el beato. El hombre al parecer murió en las cercanías de un infarto en los años cincuenta y era muy querido en el hospital.

Un doctor que no era José Gregorio Hernández

Fernanda, una mujer que en los setenta venía por el lugar muy triste luego de una ruptura amorosa, sintió un empujón que la llevó a un lado de la acera. Llegó a ver un hombre que llevaba una bata de médico, el cual la empujó para salvarla de un carro que por poco se la lleva por delante; el conductor del vehículo se dio a la fuga.

Otra de las historias cuenta que el hombre a veces aparece en horas de la madrugada en tiempos de Cuaresma; el cual parece ser una especie de centinela del hospital. Unos incluso le rezan por su descanso, otros lo llaman el médico desconocido del Vargas.

Otra de las historias de esta leyenda narra que Ramón venía con un familiar luego de ser atracado y golpeado; y un hombre de bata blanca le brindó los primeros auxilios en la misma esquina. El sujeto se sintió algo aliviado y se salvó en el hospital.

Algunas personas destacan que es un hombre sencillo y muy servicial y brinda los auxilios a las personas que pasan por el lugar. Esta es una de las tantas leyendas que hay en las cercanías del Hospital Vargas.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal: 

El Nostradamus argentino que advirtió del Coronavirus


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar