Tras quedar en bancarrota, venezolano narró su amarga experiencia al invertir en Arbistar

noticias24carabobo
1031
venezolano estafado por Arbistar - n24c

Víctor Moreno, un venezolano estafado por Arbistar, comparte su historia con los lectores y solicita apoyo a la comunidad cripto para hacer frente a lo ocurrido.

Para muchas personas en gran cantidad de países, las criptomonedas trajeron muchas oportunidades de negocios, convirtiéndose en una alternativa para sortear los difíciles escenarios financieros. Tal es el caso de muchos residentes en países como Venezuela y Argentina; donde las tensiones políticas y económicas hacen que los residentes recurran a estos activos como un mecanismo para proteger su poder adquisitivo.

Sin embargo, en el espacio de las criptomonedas también hay muchas empresas fraudulentas; las cuales aprovechan el desconocimiento en torno a estos temas para hacer propuestas de inversión aparentemente lucrativas; con las que atraen a personas para finalmente estafarlas y tomar sus activos digitales usando a su favor la falta de regulación por parte de las autoridades.

Continuando con la línea de trabajos dedicados a las estafas dentro del ecosistema cripto, DiarioBitcoin presenta el testimonio de uno de los afectados por Arbistar; quien destinó sus ahorros con la esperanza de multiplicar su capital y terminó perdiéndolo todo tras el cese abrupto de operaciones por parte de la compañía operadora de bots de trading.

La historia de Víctor Romero: “Perdí mis ahorros con Arbistar”

A través de los canales oficiales de DiarioBitcoin en las redes sociales nos escribió Víctor Romero, un padre de familia residente en Caracas, Venezuela; quien invirtió sus ahorros para comprar Bitcoin y de esta manera proteger su poder adquisitivo de los problemas económicos que se viven en el país sudamericano.

Ante la dificultad para encontrar un trabajo bien remunerado, Romero conoce de la empresa Arbistar a través de personas que habían generado ingresos operando a través de la plataforma. Si bien se desempeñaba haciendo trading y aprendía mediante videos de YouTube; asegura que le parecía una buena idea destinar su capital para generar ingresos pasivos, en especial porque se trataba de una empresa registrada en la Zona Especial de las Islas Canarias, con oficinas físicas en Tenerife:

“Lo vi como una solución a nuestros problemas económicos, ya que al ritmo que íbamos consumiríamos nuestros ahorros solo en comida… y luego no tendríamos más opción ya que en Venezuela no conseguimos trabajo, y en lo que hay pagan aproximadamente USD $10 mensuales a mi esposa, que es ingeniera civil. Y en mi caso, obtenía una cantidad mucho menor”.

La oferta comercial de Arbistar

Al preguntar a Romero sobre la oferta de Arbistar, este comentó:

“La oferta que hacía Arbistar era meter un capital en la empresa, un mínimo de USD $100 en Bitcoin (en ese momento)… y ese capital invertido te proporcionaba un aproximado del 8 – 12% mensual de ganancias, las cuales eran pagadas todos los sábados. O si el cliente lo prefería, se podían reinvertir esas ganancias semanales para incrementar el capital a obtener”.

Añade Romero:

“Se podía retirar el 100% total de la inversión luego de 60 días de haber depositado los fondos, y cada reinversión contaba aparte para los 60 días siguientes antes de poder retirarla. En mi caso, estaba muy optimista porque con mis ganancias semanales podía comprar alimentos para mi familia, y en ocasiones, cuando teníamos eso cubierto, optaba por reinvertir las ganancias”.

Como tal, Romero ingresó a la compañía el día 22 de mayo de 2019, e invirtió alrededor de BTC 0,68 (equivalentes a USD $5.397 para ese momento) que manejaba a través de su cuenta en Uphold. Su inversión le permitió operar a través del Community Bot de Arbistar, el cual derivaba ganancias comprendidas entre los porcentajes antes mencionados, otorgando al inversionista el 70% de ese capital como ganancia realizando los pagos a los usuarios todos los sábados, estimada en un promedio de USD $120 semanales.

Comienzan las irregularidades

Si bien Romero aparentemente generaba ganancias con la empresa al mantener su capital; las irregularidades con Arbistar comenzaron a inicios del mes de septiembre de 2020; momento para el cual intentó retirar la totalidad de sus fondos para dedicarse de lleno a las actividades de trading.

Al respecto, Romero expone:

“El día 2 del presente mes (septiembre), solicité el retiro del 100% de mi capital para dedicarme al trading, y ahora resulta que no tengo ni USD $1 para que mi familia pueda alimentarse…”.

Y expresa:

“He aquí la causa de mi desesperación, ya que si BTC 0,68 para muchas personas podría no ser mucho, para nosotros eran los ahorros de nuestra vida y la esperanza para poder superar tantas dificultades”.

Arbistar suspende pagos y retiros

Romero indicó que la incertidumbre aumentó notablemente cuando llegó el día 12 de septiembre y Arbistar dejó de pagar las ganancias semanales; cosa que nunca había pasado desde que introdujo su capital el año anterior.

Para el día 13 de septiembre, la empresa publica un comunicado en el que informa sobre las presuntas irregularidades por las que atravesó con el Community Bot; indicando que a partir del 15 de ese mes reanudarían los pagos para las personas afectadas, cosa que no ocurrió.

Cuando para Romero fue evidente que algo estaba ocurriendo; procedió a comunicarse con el equipo de soporte y estos le dieron una respuesta desfavorable con respecto a sus fondos:

“Si lo he intentado pero responden que pagarán en un lapso de hasta dos años, cosa que para mi familia es impensable porque yo no le puedo decir a mi pequeño de 5 años que espere unos meses para poder comer…”

“Si bien es cierto que el señor Santiago Fuentes (propietario de la compañía) insiste en que pagaran parte del dinero a las personas, es claro que la empresa no tiene los fondos para hacerlo”.

Sin posibilidad para hacer reclamos

Para Romero, dada la naturaleza del caso, el tipo de activos con los cuales operaba; el hecho de que la empresa tiene sede en otro país y la poca confianza en las autoridades venezolanas; la mayor preocupación es el hecho de no poder recuperar los ahorros en Bitcoin invertidos en Arbistar.

Al preguntarle si optó por denunciar lo ocurrido ante las autoridades del país, respondió:

“No lo hemos intentado porque sabemos que sería completamente inútil, ya que las leyes en Venezuela no son para personas comunes. Además se dé casos de personas que minaban criptomonedas y han sido detenidos como si fuera un crimen solo para robarles las máquinas de minería… En resumen, no hay nada de confianza en dichas autoridades”.

A pesar de que reportes recientes aseguran que ya los afectados se están organizando en España para presentar una demanda colectiva; son pocas las expectativas de que los afectados recuperen las cripto alojados en la plataforma; justamente porque las criptomonedas no cuentan con regulaciones efectivas en gran cantidad de países; y porque la naturaleza de estos activos hacen completamente responsables a los propietarios del manejo de su capital.

El portal de investigación, Tulip Research, estima que Arbistar robó alrededor de EUR 850 millones a más de 30.000 personas afectadas, y su fundador; Santiago Fuentes, fue denunciado en 2007 por delitos similares y absuelto por las autoridades españolas.

Afectado pide ayuda

En el caso del venezolano que resultó estafado por Arbistar, dado que los eventos ocurridos derivaron en la pérdida de los ahorros de su vida; y afronta dificultades económicas para garantizar el sustento de sus familiares; actualmente pide el apoyo de la comunidad cripto para hacer frente a esta situación. Si alguna persona interesada en ayudarle desea comunicarse con él; puede hacerlo a través de la dirección de correo electrónico [email protected]

Evite ser la víctima

Si bien la historia del venezolano estafado hoy día es común entre la gran cantidad de afectados por Arbistar, el ecosistema de las monedas digitales está plagado por gran cantidad de testimonios similares. Son muchas las personas que aseguran haber sido estafadas por empresas que ofrecían ofertas de inversión bastante lucrativas; las cuales captaron la inversión en criptomonedas, reteniendo los fondos y cesando sus operaciones cuando el modelo de negocios ya no era sostenible.

De la misma forma en la que lo mencionamos en otras publicaciones asociadas con estafas; nuevamente destacamos la importancia de informarse adecuadamente sobre el funcionamiento de estas tecnologías y sus mercados asociados. El desconocimiento en torno al tema; la volatilidad de los precios y las propiedades tecnológicas de las criptomonedas abren espacio para que organizaciones saquen provecho y terminen engañando a las personas interesadas en negociar con estos activos.