¡Involucra a PDVSA! Venezolano se entrega en Miami por presunto «lavado»

Salió bajó fianza al pagar 1,5 millones de dólares y se declaró no culpable

867
Venezolano se entregó en Miami - noticias24 Carabobo
Compartir

Venezolano se entregó en Miami a autoridades de Estados Unidos, donde enfrenta cargos de presunto lavado de dinero y corrupción por más de 1.200 millones de dólares como parte de una trama que involucra a PDVSA.

Carmelo Antonio Urdaneta, exabogado del Ministerio de Petróleo de Venezuela;, se entregó este fin de semana.

Urdaneta se entregó a las autoridades a su llegada en un vuelo a Miami y salió en libertad bajo fianza de 1,5 millones de dólares; detalló el diario Miami Herald.

Venezolano se entregó en Miami

De acuerdo con la acusación, que data de julio de 2018; Urdaneta participó en una trama de lavado de activos mediante adquisiciones de bienes raíces y falsas inversiones en Miami.

En la trama están implicados responsables financieros, compañías inmobiliarias, bancos y casas de bolsa en EE.UU. y otras partes que operaban como una red profesional de lavado de dinero.

Entre los supuestos conspiradores hay responsables de PDVSA y miembros de la élite venezolana; así como terceros que se dedicaban al lavado de dinero.

Otros involucrados

En la misma acusación fueron nombrados Francisco Convit Guruceaga, José Vincente Amparan Croquer; Abraham Edgardo Ortega, Gustavo Adolfo Hernández Frieri, Hugo Andre Ramalho Gois, Matthias Krull y Marcelo Federico Gutiérrez, según el documento judicial.

En 2018 fueron detenidos y acusados de conspiración para lavar dinero Krull, un alemán radicado en Panamá, y Hernández Frieri, un colombiano nacionalizado estadounidense que fue capturado en Italia.

Se declaró no culpable

Por su parte, Urdaneta, de 46 años, se declaró no culpable ante la jueza Lauren Louis de un cargo de conspiración de lavado de dinero; que lleva a hasta 20 años de prisión, según el diario de Miami.

Según la demanda judicial, la conspiración supuestamente comenzó en diciembre de 2014 con un plan para cambiar dinero; diseñado para desfalcar unos 600 millones de dólares de PDVSA obtenidos mediante sobornos y fraude; con la intención de los acusados de «lavar» parte de esa cantidad.

Hacia mayo de 2015, la trama supuestamente dobló ese monto a 1.200 millones de dólares desfalcados de la compañía.

Aparte de EE.UU., en las pesquisas de este caso han intervenido varios países como el Reino Unido, Italia y España. 

Continúa leyendo: Decreto presidencial: gobierno dio «indultos» a diputados opositores