Artech Digital
Adolescente asesinó a su hermana embaraza

Adolescente asesinó a su hermana embaraza para sacarle el bebé de ocho meses de gestación. También asesinó a un sobrino de 7 años. El doble homicidios ocurrió en Brasil.

La ciudad brasileña de Porto Velho; fue sacudida por el terrible asesinato a sangre fría de Fabiana Santana, de 23 años, quien estaba embarazada de ocho meses.

Asimismo, la homicida resultó ser su hermana menor, de 13 años; quien también asesinó su sobrino Gustavo Henrique Pires Maciel, siete años.

La fuente policial sostuvo, que también le quitó la vida porque fue testigo de los hechos. Sin embargo, la tía lo tiró a un lago cercano. Como no sabía nadar, el niño murió por  inmersión.

Asesinato en Brasil

Igualmente, la adolescente asesinó a su hermana embaraza; con una barra de hierro y cuchillo. Mientras aún permanecía viva, le abrió el vientre con un cuchillo para sacarle el bebé.

Para cometer el dantesco crimen, en Brasil. Contó con la ayuda de un cómplice de 15 años. La madre de éste quería enriquecerse valiéndose de un recién nacido.

Del mismo modo, indicó la policía, que «la mujer, Katia Barros Rabelo, de 34 años de edad; no participó en el crimen, pero sí en la elaboración del cruel plan.

Durante ocho meses había simulado un embarazo para engañar a un hombre adinerado con el que salía. La intención era presentar como suyo un bebé robado y así dejar atrás la pobreza .

Adolescente asesinó a su hermana embaraza

El bebé sobrevivió

Por otra parte, el bebé sobrevivió. Pesa 1,8 kilos y está bajo observación de los médicos. Lo hallaron en la casa donde vivía Katia Barros Rabelo.

El cuerpo de Fabiana fue encontrado por su padre el lunes 21 de octubre. Al día siguiente, la Policía de Brasil arrestó a la hermana menor y su amigo de 15 años; el 23 de octubre detuvieron a la madre.

Seguidamente, la adolescente de 13 años, confesó junto con su cómplice. La presunta homicida relató a los agentes los detalles con una total frialdad.

El jefe de Homicidio de Porto Velho Brasil; Leisaloma Carvalho, durante el testimonio, la homicida dijo que Gustavo vio la muerte de su madre.

Según los informes, el niño fue arrojado vivo al lago y la adolescente, junto con sus compinches, arrojó piedras al niño mientras luchaba en el agua.

Mientras tanto, la policía busca la placenta que la adolescente lanzó a la laguna y las armas homicidas.

Continua leyendo: Explosión de tren en Pakistán dejó al menos 71 muertos