Artech Digital
Alexander Vindman

Oficial del ejército, Alexander Vindman testificó ante los investigadores de juicio político; que en un par de ocasiones se preocupó debido a los intentos del gobierno de Ucrania investigara a Joe Biden y al Partido Demócrata.

El teniente coronel, es el primer funcionario que escuchó la conversación telefónica del 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy.

Asimismo, su llegada en uniforme de gala, con condecoraciones, creó una impactante imagen en el Capitolio en momentos en que la investigación de juicio político se adentra aún más en la Casa Blanca. Su testimonio duró más de 10 horas.

Alexander Vindman comentó, “me preocupó la llamada. No creo que haya sido apropiado pedirle a un gobierno extranjero que investigara a un ciudadano estadounidense».

Además, agregó «me preocuparon las implicaciones para el apoyo del gobierno de Estados Unidos a Ucrania”.

Testimonio de Alexander Vindman

El testimonio de Alexander Vindman, un oficial con 20 años de experiencia militar; se sumó a la creciente evidencia de otros testigos, diplomáticos, funcionarios de Defensa y exfuncionarios.

Que corroboran la denuncia de informante inicial en contra de Trump y proporcionan nuevos detalles antes de que la Cámara de Representantes vote la resolución sobre la pesquisa de juicio político.

Igualmente, la investigación se centra en la llamada de Trump; en la que le pidió a Zelenskiy un “favor” para investigar a demócratas. 

Debido a que el gobierno instruyó a su personal a no comparecer; Alexander Vindman es el primer funcionario actual de la Casa Blanca en testificar ante las comisiones encargadas de la investigación de juicio político.

Del mismo modo, el oficial del ejército, quien llegó a Estados Unidos con 3 años de edad procedente de la antigua Unión Soviética; manifestó que era su “deber sagrado” defender a Estados Unidos.

Sin embargo, algunos aliados de Trump, busca de desacreditar a Alexander Vindman; quienes cuestionaron la lealtad del coronel.

Continua leyendo: México y Brasil en la lista de países peligrosos para el periodismo