¡Cinismo! Asesino de dos adolescentes en Táchira asistió a sus velorios

1578
Asesino de dos adolescentes en Táchira - Asesino de dos adolescentes en Táchira

El presunto asesino de dos adolescentes en el estado Táchira, asistió a sus velorios, entierro y atendió la llamada de emergencia de la madre al encontrar el cuerpo de la joven y el compañero asesinados con un arma blanca dentro de su casa.

Después de intensas investigaciones del hecho, los detectives detuvieron al ciudadano J.J. Rengifo López, de 33 años de edad, como el sospechoso intelectual del doble crimen.

Según las pesquisas, el hombre entró en cólera al enterarse que su vecinita de 16 años no respondía a sus pretensiones amorosas; pero estaba entablando una relación con un joven.

Durante el hecho, la muchacha recibió tres puñaladas pero el joven de 15 años, amigo de la primera víctima, recibió 34 puñaladas. Los fallecidos fueron identificados como: Karla Luzbey Sánchez, estudiante; su amigo y compañero de estudios, Énder Alexánder Castillo Prieto.

Ambos presentaban múltiples heridas con arma blanca. La muchacha sufrió tres heridas, en tanto que en el joven se localizaron 34, lo que era una muestra del ensañamiento con que fue atacado.

Asesino de dos adolescentes en Táchira - Asesino de dos adolescentes en Táchira

Actitud sospechosa

Al momento, de la madre de pedir ayuda, uno de los primeros en llegar fue su vecino Juan Rengifo, y en medio de exclamaciones se abalanzó sobre el cuerpo de la joven, a quien le aplicó maniobras de reanimación, sin éxito alguno.

Una de las premisas que despertó la curiosidad de los detectives fue el exceso de colaboración de Juan Rengifo. A pesar de que era una persona de plena confianza por parte de la familia Sánchez, ya que lo conocían de años.

Además, que el supuesto asesino de dos adolescentes en Táchira tenía un desmedido interés de saber cómo iban las investigaciones. También, llamó a sospechas, la sonrisa que se dibujaba en su rostro cuando los detectives le comentaban que no tenían nada y estaban desorientados, no pasó desapercibida.

Por lo tanto, el Cicpc lo comenzó a investigar de manera discreta. Los funcionarios se enteraron que Juan no solo trató de prestar ayuda a las víctimas y colaboró al momento de proceder al levantamiento de los cadáveres, sino que además asistió al velorio, al entierro, y a los rezos novenarios, reseñó Noti Falcón.

Comportamiento errático

De manera discreta, los detectives lograron averiguar que, desde el mismo día en que ocurrió el doble homicidio, el comportamiento de Juan sufrió un cambio radical. Pues, ya no era un hombre, tranquilo y amable, de pronto se tornó huraño y agresivo.

Se volvió agresivo con su esposa, a quien atacó en varias oportunidades, y ya no podía dormir con tranquilidad. En las noches despertaba azarado, bañado en sudor y muy nervioso.

Además revisaron el celular de chica y hallaron mensajes de la mujer de Juan que nunca mandó a la muchacha.

Sigue leyendo: Cierran y desalojan club social en Los Chorros del Libertador


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»