#TBT Aquella avenida Cedeño con Bolívar de los noventa

365
La avenida Cedeño con Bolívar - La avenida Cedeño con Bolívar
Foto: Cortesía.
Compartir

La avenida Cedeño con Bolívar de los noventa tiene muchas historias. Cada década tiene una huella en el llamado cruce de las “dos Valencias”. Pero la de los noventa era colorida y bonita y hasta de artistas y deportistas famosos.

En aquellos años noventa veíamos a los jugadores del Trotamundos caminar hasta los restaurantes de comida rápida que estaban en la Cedeño. Ambos restaurantes eran franquicias internacionales y allí vimos a mucha gente famosa; artistas que se quedaban hospedados en el Hotel Don Pelayo.

Para aquel tiempo no se había construido el bulevar de la Constitución y el transporte cruzaba por todo el centro. De hecho en ese cruce vendían rosas los viernes en horas de la tarde. Por allí vimos a Trino Mora en aquellos años, Al Smith, Yván Olivares, Sam Sheppard, entre otros.

Y si caminábamos un poco más en las calles adyacentes al Don Pelayo veíamos a un muchacho que vestía de blanco. Las señoras preguntaban ¿quién era ese joven artista?… pero pocos conocían a Luis Miguel que andaba en una limusina blanca; recorriendo el centro de Valencia; después de fue a otro hotel al norte de Valencia.

Una gráfica de lo que era el lugar hace unos años. Cortesía Robert Mogollón.

Aparte de los jugadores de Trotamundos los que siempre salían eran los de Panteras de Miranda. Las personas los veían y nada de pedir autógrafos o algo parecido. Entre el cruce de Bolívar, Vargas y Constitución hubo una panadería muy famosa.

La avenida Cedeño con Bolívar

Había una policía que solo estaba en esa cuadra o en otras del centro en aquellos noventa; era el Escuadrón Centella que portaban uniforme vinotinto. Hay muchas anécdotas de este escuadrón. Las personas decían que era la «policía divisional».

En la esquina de Vargas con Constitución hubo una venta de discos muy famosa conocida como “la Meca”. Allí se agarraban las camionetas para Los Guayos, en aquellos tiempos se hablaba de construir un metro. Las personas no querían que aquella magia de ese tiempo se terminara. Magia que se multiplicaba en diciembre con las compras.

Pero lamentablemente luego llegó el Metro y no se entiende como expropiaron los restaurantes de comida rápida para las estaciones. Y las mismas la construyeron en otra parte…

Sigue leyendo ahora más noticias de economía en nuestro portal: 

Los valencianos no olvidan aquellas noches en el Hotel Le París

«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar