¡Olvido total! Bulevar Constitución cada día reclama un cariñito

784
Compartir

La suciedad abunda en las esquinas, hay basura, perros callejeros pero igual la gente camina en el Bulevar Constitución cada día; que cada día luce desamparado. Sin papeleras, con botes de aguas negras y con comerciantes informales escondidos.

Mucha gente lo llama el bulevar del rebusque ya que te colocas con la mercancía y la puedes vender. En el Bulevar Constitución cada día reclama un cariñito en el mismo por el lado de la avenida Libertad hacia la avenida Cedeño no se ve tan dañado.

En cambio desde la avenida Libertad hasta la avenida Lara el mismo se nota a simple vista, Las grietas del piso, como también el eterno bote de aguas negras. Los malos olores abundan y así venden comida en la calle.

Bulevar Constitución cada día con más vendedores

Los vendedores que están escondidos venden desde lápices, como también helados “chupi”; entre otras cosas. Chimó, chicles, caramelos y los chupeteros abundan en el lugar que fue inaugurado en el gobierno municipal de Francisco “Paco” Cabrera.

CONTINUA LEYENDO: ¡RUEGAN A DIOS! LOS GUAYOS PIDE MÁS TRANSPORTE A DIARIO

Vemos el resto del Bulevar Constitución cada día con los bancos más dañados; hay lugares donde la gente duerme. Incluso hasta los indigentes tienen tomada la esquina de la calle Independencia con el bulevar.

No ha habido una campaña hacia el cuido del bulevar, el mismo se ha ido descuidando; pero para muchos aun es recuperable. Los vendedores escondidos permanecen en las esquinas o algunos ya tienen todo a la vista.

Sin campaña de mantenimiento

No hay una campaña de cuido o mantenimiento para el bulevar Constitución que comprende y cruza todo el centro. Vemos las parees rayadas la mayoría con pintas de protestas, líderes de izquierda y hasta de derecha.

En cuanto a la seguridad es lo único que ha mejorado pero solo en la calle del bulevar. Del resto vemos las demás calles inseguras en el centro de Valencia. Como son la avenida Urdaneta, Boyacá, Montes de Oca y Díaz Moreno.