Artech Digital
atropellado

Cuando la noche caía un hombre de 78 años fue atropellado dos veces. Mientras agonizaba lo robaron. Era un odontólogo jubilado de la Universidad Central de Venezuela; el hecho ocurrió en la estación Ruiz Pineda en Caricuao.

El septuagenario reparaba equipos de odontología y cuando venía de atender a un cliente; sucedió el hecho. Venía un vehículo Fiat Palio y atropelló al septuagenario. Cuando la gente le reclamó; el hombre aceleró y el señor de 78 años quedó atropellado dos veces.

Lo dantesco del caso es que mientras el cuerpo del septuagenario; estaba grave en el sitio fue robado por los presentes. El hecho ocurrió cerca del barrio San Pablito; a la vista de mucha gente que no apareció cuando llegaron las autoridades.

Atropellado dos veces y de paso robado

No imaginó Carlos Eduardo Monasterios de 78 años que ese sería el último cliente que vería en su vida. El hombre era uno de los más buscados en la actualidad. Debido a que reparaba equipos de odontología.

atropellado

Continua leyendo:En confuso tiroteo CICPC baleó a una quinceañera

Producto de los nervios. Al parecer el mismo venia al volante y hablando por celular; de paso se dio a la fuga luego del hecho. El hombre atropellado quedó en el sitio.

No quedaron muchas pistas del homicida; debido a que producto del nerviosismo traía puesta una gorra. En la oscuridad además no se le vio el rostro y de paso huyó al ver que Monasterios; estaba ya agonizando.

Abundan en Caracas

En los cuatro puntos cardinales de la ciudad capital; abundan los que atropellan a las personas y se van del lugar. Este hombre de 78 años murió atropellado dos veces. La familia se enteró de una manera más fría.

Uno de los amigos llamó al teléfono de Carlos Eduardo Monasterios, y la respuesta fue “Yo me llevé ese teléfono. Ese señor está muerto”. La muerte del septuagenario dejó un hondo pesar entre los jubilados de la UCV.