Artech Digital

Practicar deporte y comprar implementos deportivos de hace imposible en Venezuela; los altos costos hacen que muchos muchachos abandonen el sueño. Un guante, un bate, las pelotas y ni hablar del uniforme se hace incomprable.

Muchos de los jóvenes que estaban practicando béisbol menor; lo siguen haciendo ya que el guante es de un familiar, Otros han heredado los implementos deportivos; entre ellos el guante de un tío o hermano.

La familia ha hecho el sacrificio para comprar un guante usado y cuidarlo como algo sagrado. Ni hablar de los bates, las pelotas y todo eso que se paga en dólares, ya que la mayoría de estos productos son importados.

Muchos padres afirman que tener un hijo jugando béisbol, fútbol u otra de las disciplinas es imposible. Muchos afirman que hace de todo, rifas, venden cosas para que el pequeño siga en el camino del deporte.

Implementos deportivos por las nubes

Muchos de los padres se mantienen haciendo sacrificios para que el deporte siga en la familia. Pero todos admiten que comprar un guante, pelota o bate, o un balón de fútbol es imposible por lo costoso. Muchos familiares dicen que el sacrificio es duro pero lo hacen.

CONTINUA LEYENDO: ¿OUT FORZADO? MLB PROHIBIÓ A SUS PELOTEROS JUGAR EN VENEZUELA

Los implementos deportivos en Venezuela han sido algo que ha ido de generación en generación. Vemos en las prácticas de béisbol guantes muy viejos, los mismos entrenadores los cosen y los mantienen en forma.

Oros por su parte consiguen una que otra donación de un guante usado, una gorra y hasta los zapatos. Dicen los técnicos que las donaciones son pocas pero que si hay gente que colaborar con los deportistas.

Uniformes costosos

La mayoría de los entrenadores dicen que el béisbol menor en algunas partes; mantienen la franela pero ya los monos no. Los pantalones de mono son de diferentes colores ya que la mayoría son donaciones.

Los zapatos es otra parte de los implemento deportivos que se mantienen accesibles. Muchas familias hacen sacrificios y los compran usados. “Vendemos tortas, hacemos rifas y hacemos mucho sacrificio en Valencia por el deporte”, dijo Noris Tarazona.