martes, julio 23, 2024
spot_img

Mira estos ejercicios para embarazadas

Más del Autor

IOTA Latino
Compartir

El ejercicio regular durante el embarazo puede mejorar la salud, reducir el riesgo de aumentar mucho de peso y posiblemente facilitar el parto; reseñó un portal de salud.

Las guías actuales recomiendan al menos 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica de intensidad moderada, durante y después del embarazo.

Es importante que primero consulten con el médico antes de realizar estas actividades:

Caminar a paso ligero: Una caminata alrededor del vecindario es una buena manera de empezar. Esta actividad tiene varias ventajas, una de ellas es que proporciona ejercicio cardiovascular con relativamente muy poco impacto en las rodillas y tobillos.

  • Consejos de seguridad: Permanece segura al elegir superficies planas, usar zapatos deportivos para evitar las caídas y evita los baches, piedras y otros obstáculos.

Nadar: Nadar, caminar en el agua y los aeróbicos acuáticos permiten movimiento sin poner presión en las articulaciones. Flotar puede ofrecer alivio del peso corporal adicional a medida que el embarazo avanza.

Es importante elegir un estilo que se sienta cómodo y que no tense o lastime el cuello, los hombros o los músculos de la espalda. El estilo pecho puede ser una buena elección. Usar una tabla para flotar puede ayudar a fortalecer los músculos de las piernas y los glúteos.

  • Consejos de seguridad: Usa los pasamanos para equilibrio cuando entres al agua para evitar resbalarte. Evita tirarte de cabeza o saltar, lo que podría golpear tu abdomen. Evita las piscinas calientes, los baños de vapor, las tinas calientes y los saunas para minimizar el riesgo de aumentar tu temperatura.

Hacer bicicleta estacionaria: también llamado spinning, es seguro para la mayoría de las mujeres durante el embarazo, incluyendo a las que hacen ejercicio por primera vez.

  • Las ventajas incluyen: El ciclismo ayuda a elevar el ritmo cardíaco mientras se minimiza el estrés de las articulaciones y la pelvis. La bicicleta ayuda a apoyar el peso del cuerpo. Ya que la bicicleta es estacionaria, el riesgo de caerse es bajo. Posteriormente en el embarazo, un manubrio más alto podría ser más cómodo.

Yoga prenatal: Las clases de yoga prenatal pueden ayudar a las mujeres a mantener sus articulaciones ágiles y la flexibilidad. El yoga también puede ayudar con el manejo del estrés y el dolor, según un estudio.

 

Sigue leyendo ahora más noticias en nuestro portal: 

Desarrollan adhesivos con baba de caracol para heridas crónicas

«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestras redes sociales y grupos. 

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Sucesos

Deportes

Noticias de Interes