El hampa pasó factura a un violador en Maracay y lo dejaron sin vida

pasarela de pago crixto
1769
Violador en Maracay - Violador en Maracay

En el barrio Las Vegas I, un violador en Maracay quedó sin vida. El sujeto perdió la vida de múltiples disparos y lo dejaron en un terreno abandonado. La policía científica hizo el levantamiento del cadáver del sexo masculino.

Los disparos rompieron la tranquilidad de ese barrio. En horas de la madrugada y en plenos días de cuarentena se escucharon los tiros. La mañana del sábado las personas encontraron al sujeto sin vida. Y con varios impactos de bala.

Enseguida la policía científica fue al lugar para realizar el trabajo. Curiosamente el hombre tenía un mensaje en la vestimenta. La cual señalaba por qué le quitaron la vida, la misma revisada por las autoridades.

Violador en Maracay con un macabro mensaje

Presuntamente el sujeto identificado como Felipe Losada tenía registros de violación. Por eso mismo en una de sus prendas de vestir le dejaron un mensaje. “Se murió por salió, por violar niñas pequeñas ¡Se murió! ¡Es el hampa!”.

Ante la mirada atónita de los habitantes de Las Vegas en Aragua, notificaron a las autoridades. El violador en Maracay al parecer vivía cerca del lugar. Lo que por el delito que había cometido lo dejaron sin vida en esa barriada.

Hasta ahora no se tiene conocimiento de la hoja de vida de Felipe Losada. Las autoridades lo llevaron a la Morgue de Caña de Azúcar. Hasta ahora se desconoce a que se dedicaba, incluso de que se ganaba la vida.

Conmoción en el lugar

Por el hecho de perder la vida de esa manera hubo mucha conmoción. El violador en Maracay quedó con múltiples impactos de bala. Como también se espera que las autoridades inicien las investigaciones de lo sucedido.

No se sabe tampoco de las personas que le dejaron el mensaje. Tampoco si lo conocían o si el crimen fue por encargo. Por ahora en tiempos de cuarentena del coronavirus la venganza sigue terrible.

Sigue leyendo:Estrangulado comerciante en La Guaira presuntamente por una pareja