Aprende cómo eliminar callosidades de tus pies

pasarela de pago crixto
782
Pies sin callosidades
Foto: Referencial

Muchas mujeres no le dan la atención necesaria a sus pies, y eso que ellos, son el soporte de todo nuestro cuerpo a diario, por lo que muchas veces suelen salir callosidades y durezas por falta de cuidados y uno que otro cariñito. Conoce aquí como puedes eliminarlos con simples trucos de belleza.

Pies sin callosidades
Foto: Referencial

Si no sabes que son las collosidades, son ese fragmento de piel que se endurece, ya sea por falta de cuidados o por usar un calzado puntiagudo, o apretado, y que al caminar ejerce una presión considerable que hace se produzca esa dureza.

Y a parte de ser dolorosas, también llega un punto que se ven muy mal a nivel estético, por eso te traemos unas recetas caseras que te ayudaran a eliminarlos de una vez por todas.

Toma nota y ponlos en práctica

Antes de aplicar cualquier tratamiento en tus pies, limpialos de la piel muerta con una lima para callos o una piedra poméz.

  1. Cura para la noche: En este remedio, vas a tomar una rodaja de cebolla,  le agregarás zumo de limón y sal. Una vez lo tengas listo, con una venda o adhesivo médico, presiona la zona con lo que preparaste para que se quede en su sitio durante toda la noche.

La cebolla y el limón, ayudarán a limpiar profundamente la piel para ablandarla, mientras la sal exfoliará tus pies de manera natural.

2. Agua curativa: Este consejo es uno de los más sencillos y económicos, lo único que tienes que hacer es disolver 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en un poco de agua tibia. En lo que este disuelto, remoja tus pies durante 30 minutos y listo.

3. Justo para los callos dolorosos: Como lo mencionamos anteriormente, muchas veces las callosidades suelen doler muchísimo. En este caso, podrás utilizar las propiedades antiinflamatorias del higo para aliviar las molestias. Lo que tienes que hacer es extraer la pulpa de la fruta y aplicarla en la noche  por toda la piel dura. Si lo deseas, puedes cubrir el pie con unas medias que no uses con frecuencia. A la mañana siguiente, enjuaga la zona, lima un poco la dureza y hidrátalo con tu crema favorita.

Con información de Eme de Mujer