Artech Digital
Esfera de Jesús Soto - Caracas

La Esfera de Jesús Soto se ha convertido en los tres últimos años en un lugar de parranda, de fotos y hasta de noviazgos. La obra ubicada al este de Caracas parece inerte e inocente de lo que se vive a su alrededor.

Desde hace unas semanas a pesar de que se viene limitando las visitas, las mismas se siguen haciendo. Esta semana fue una mujer embarazada que decidió fotografiarse en la obra sin que nadie hiciera nada.

Al estilo de una diosa galáctica la futura mamá se volvió viral en las redes sociales. Por un lado la aplaudieron por otro la criticaron.

Obra en declive y a la vista

Pareciera que los asombroso se vive a diario y sobre todo en horas de la noche en La Esfera de Jesús Soto. Desde los desastres de los viernes en la noche, pasando por los noviecitos que se van al lugar.

También aquellos que con sus potentes rústicos quieren apoderarse del lugar. El mismo ahora es un dolor de cabeza para la gente del centro Cultural La Estancia.

CONTINUA LEYENDO: LA MAMÁ DE EL CHAPO LE ESCRIBIÓ CARTA A DONALD TRUMP

Solo veinte minutos en el día es permitido estar en La Esfera de Jesús Soto, pero parece que pronto se cerrará. Hace unas semanas unos graduandos en su furor y su alegría por su meta lograda tomaron el lugar.

Ese viernes pasó de todo en la obra que ahora se ha convertido en una especie de parque público. Donde la imaginación pareciera ser el límite. Pocos saben de Jesús Soto de su obra y su vida, menos de la esfera.

Orden en el lugar

En el día hay orden en el lugar pero hace falta mucho orden las 24 horas del día. “Hace falta vigilancia esa obra no es un parque para eso”, dijo el arquitecto Franklin Riera.

Comentó Riera que La Esfera de Jesús Soto se volvió el lugar público, una plaza que todos hacen lo que quieren. “Ese lugar no es para eso, en Caracas hay otras zonas donde la gente puede estar al aire libre”.