Artech Digital
Fútbol femenino español
El pacto entre la patronal y los sindicatos de futbolistas está detenido desde hace un año por motivo de la cláusula de parcialidad y el aumento al salario mínimo, motivo por el cual aumenta la opción al paro.

FUtbol femenil Al lImite de la huelga

Detenido el convenio del fútbol femenil

La negociación de este convenio colectivo entre el fútbol femenino español y los sindicatos está al límite de la huelga. Las partes siguen sin acordar después de 18 intentos de pacto en un año no encuentran la manera de liberar los puntos que tienen en conflicto y que los están guiando a una inminente huelga.

Esta crisis es por causa del desacuerdo que hay en relación al salario mínimo y a la cláusula de parcialidad. La AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) solicita 20.000 euros brutos anuales para las futbolistas, a lo que la patronal solamente les está ofreciendo 16.000. Sin embargo el sindicato piensa que se puede llegar a un acuerdo en este tema.

El inconveniente principal es la parcialidad que se intenta negociar para el convenio femenino. En el masculino no es necesaria por la cantidad que ellos cobran y porque ellos no tienen contratos a media jornada.

Los sindicatos piden que las jugadoras a media jornada garanticen su año por 12.000 euros que equivalen a un 75% de un salario mínimo a tiempo completo. Por su lado la patronal rebaja ese porcentaje a un 50%, lo que las dejaría con solo 8.000 euros anuales a las jugadoras. Por desgracia y hasta ahora ninguna de las dos partes ha cedido. La negativa sobre el acuerdo es por el alto importe que al final tendrían estos salarios por los que están peleando.

Haciendo un cálculo final al firmar la parcialidad al 75% una jugadora cobraría 12.000 euros anuales. Si se multiplica esa cantidad por 22 personas de la plantilla, más el 35% de pagos a la seguridad social, la suma asciende a unos 350.000 euros

El mayor momento de crecimiento en crisis

En la parte donde no tienen problema en acordar es en el rubro de incapacidad, lactancia, maternidad, vacaciones o protocolos de acoso. Sin embargo todavía no se firma nada y no tienen fecha para hacerlo, ya que estos puntos resultan insuficientes para firmar este acuerdo femenil que estaría vigente en la categoría máxima.

La Asociación de Futbolistas Españoles comenta a través de su presidente David Aganzo, la gran decepción que tienen es porque después de un año no han logrado avanzar. La patronal atribuye a los sindicatos poner en riesgo la viabilidad de la competición, haciendo evidente la posibilidad de un paro.

Esta crisis empaña el momento de mayor expansión y visibilidad del fútbol femenil en España después de haberse hecho ilusiones con el Mundial para la selección. Por desgracia no hay mucho que hacer porque ninguna de las dos partes cede y la huelga ya está próximamente en puerta.