Generación sin recreo: Cómo será la vuelta a clases tras la pandemia

noticias24carabobo
424
Generación sin recreo
La escuela ya no será la misma tras una larga cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Si la cuarentena es un dolor de cabeza para los padres, la vuelta a clases traerá consigo una generación sin recreo.

Los desafíos tras la pandemia son múltiples, pero sobre todo para tratar de minimizar los contagios. Para ello las autoridades educativas tendrán que adoptar múltiples medidas para proteger a los chicos. Una de las opciones que se barajar sobre la mesa será la de suprimir la hora de descanso para los escolares.

Puedes leer: Cuidado con los amores de redes sociales y sus sorpresas

Desde que estalló el coronavirus en China buena parte del planeta quedó sin niños. Contra todo pronóstico sus padres los mantuvieron encerrados para proteger su salud.

A los niños no les cayó nada bien que dejaran de acudir a los parques, las playas y lugares de recreación en general. In embargo, se impuso la sabia decisión de sus representantes.

De manera lenta las autoridades han permitido que los infantes puedan salir acompañados. Pero la vuelta a clases luce cuesta arriba mientras no se logre obtener la vacuna contra el coronavirus. Por ello los expertos sostienen que las aulas no podrán mantenerse cerradas. Auguran una generación sin recreo porque los chichos no podrán salir al patio para jugar ni interactuar. Lo contrario sería un despropósito y una insensatez porque el virus sigue allí, al acecho.

Generación sin recreo ni amigos

Aun no se sabe cuándo será la vuelta a clases, pero si se conoce que la escuela ya no será la misma tras la pandemia. Por lo pronto el retorno a las aulas es imperativo porque millones de niños parecen de wifi y de computadoras.

Otro grupo significativo habita en países donde el acceso a es limitado y deficiente. La brecha es mayor en sectores de bajos recursos.

Los desafíos son complejos porque las dificultades para acceder a internet conducirán a una mayor deserción escolar. No obstante, reducir el contacto físico entre los niños luce como un camino escarpado.

Por lo pronto se imponen retos para los maestros quienes tendrán que ingeniárselas para mantener el distanciamiento social en clases. Las tareas dirigidas individuales tendrán que ser inventadas. Nada de juegos colectivos mientras no se encuentre la cura. De esa forma se reduce la vulnerabilidad de los chicos, pues una segunda ola de coronavirus sería fatal.

Aprender a solas

Mientras tanto, organizaciones de padres y representantes valoran a esa generación sin recreo que deja el coronavirus. Apuestan por desarrollar la capacidad de aprender a solas. Señalan la necesidad de enseñar a los niños a autoevaluarse y mostrarle otros caminos para mantenerse a salvo de la pandemia.

En el contexto de la vuelta a clases se impone también instruir a los chicos para que organicen su tiempo libre. Por ahora el distanciamiento social es una prioridad. La enseñanza remota permanecerá como una alternativa para reducir el contacto físico.

Puedes leer: Gasolina por 24 horas el nuevo aviso del Ministro Padrino López

No obstante, en las deprimidas zonas rurales el dilema es otro. En esas áreas los niños no sólo carecen de alternativas tecnológicas como tablets,  netbooks e internet. También adolecen de maestros e incluso pupitres.

Allí una segunda ola del virus continuará latente. Para los chicos nada recompensa más que salir al patio a jugar, pero la pandemia transformo sus anhelos en una generación sin recreo.