Artech Digital
Josep Borrell respaldó sanciones

Ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell respaldó este lunes las sanciones selectivas aplicadas contra funcionarios venezolanos.

La afirmación la realizó durante la audiencia ante la comisión de Exteriores del Parlamento Europeo.

En la que busca el respaldo para convertirse en el próximo alto representante de la UE para la Política Exterior y vicepresidente de la Comisión Europea.

Asimismo, Borrell defendió la imposición de sanciones individuales contra personalidades que tengan cargos de responsabilidad.

Sin embargo, Josep Borrell rechazó sanciones «que puedan afectar aún más al pueblo venezolano que atraviesa una terrible situación humanitaria».

Igualmente, aseguró «no apoyaremos sanciones colectivas. Cualquier cosa que les impida tener un poco menos de comida o de medicinas. No es algo que se pueda aceptar».

El ministro Borrell recordó que España fue el país que promovió recientemente la aplicación de medidas restrictivas. Contra siete personas acusadas de torturar y matar a un oficial de la Marina venezolana.

Del mismo modo, señaló que la UE trabaja por «conseguir la única solución posible; que es una solución negociada entre venezolanos que permita una salida democrática» a la crisis que vive el país.

Además, de que Josep Borrell respaldó sanciones y pidió «voluntad de negociación para que se celebren las elecciones presidenciales«.

Borrell sobre Cuba

Por otra parte, manifestó que en la Unión Europea ya hubo medidas de aislamiento a Cuba que no tuvieron «ningún resultado».

A su juicio, estas concluyeron cuando la «posición común» unilateral dio paso al primer acuerdo bilateral entre la Unión y la isla.

Seguidamente, Cuba es un país en el que «faltan las libertades democráticas básicas que ambicionamos para nosotros mismos y para los pueblos amigos».

Borrell concluyó que «es mejor una política de contacto, que permita establecer relaciones pueblo a pueblo y gobierno a gobierno, que no un aislamiento».

Continua leyendo: Marco Rubio sobre Venezuela: Rusia no tiene cómo salvar a Maduro