La curiosa historia del kiosco Tacita de Plata en Maracay

305
Kiosco Tacita de Plata en Maracay - Kiosco Tacita de Plata en Maracay
Compartir

En todo el portón del Cuartel Páez en Maracay se encuentra el kiosco Tacita de Plata; el cual guarda una inmensa historia. El mismo lo fundó Aurelio Álvarez mejor conocido como Pajarito; este hombre llegó de Valle de La Pascua a pagar el servicio militar y se quedó en la ciudad jardín.

Empezó como un pregonero precisamente en la avenida Bermúdez, vendiendo diarios de Maracay; luego que terminó el servicio se quedó allí y ya existía el kiosco. Hay ciertas historias del por qué tiene ese nombre.

El nombre se debe a que se encuentra precisamente en una Zona Militar; pero el mismo Pajarito se encargo de decir que iba a mantener el lugar limpio siempre; barrido y sin una hoja o papel en el piso; es decir estaría siempre como una Tacita de Plata.

El kiosco estaba en el lugar ya para los años 50 a las afueras del recinto castrense en Maracay; Pajarito se había vuelto un conocedor de la música; tanto así que el lugar se conocía como el rincón del coleccionista.

Aurelio Álvarez fundador del kiosco murió atropellado en 2019.

Kiosco Tacita de Plata en Maracay, y su historia

Pajarito era una persona jovial, si alguien podía estar seguro era que el lugar iba a abrir siempre; así estuviera lloviendo, tronando o relampagueando. De hecho, era una especie de cronista de la ciudad jardín y del país.

Con mucho conocimiento hablaba de la música, los pasodobles, merengues, salsa, baladas entre otras; tuvo esa transición musical del disco de acetato, al cassette y luego al disco compacto; todos los periódicos de Maracay se vendían en el lugar, aparte de eso, álbumes, barajitas, revistas, entre otros. Cuenta la historia que el mismo Hugo Chávez cuando estuvo al frente del Cuartel Páez le compraba la prensa a Pajarito.

Las personas se jugaban con el popular Pajarito debido a que el kiosco era un centro comercial pequeño. El lugar a sus afueras decía “una madre puede mantener cinco hijos; pero cinco hijos no pueden mantener una madre”.

Cómo Pajarito era de Valle de La Pascua se sabía muchos refranes, incluso, quienes lo habían inventado. Era todo un conocedor de la cultura, sabia las construcciones de los lugares en Maracay; y como los dueños de los diarios lo apreciaban a él y a su kiosco.

Era de paso el kiosco más céntrico en toda Maracay, y donde más de una vez los gobernadores de turno se pararon allí por un café; y la prensa del día. Además para preguntar siempre por algún dato político de la historia.

El día de la muerte de Pajarito

Ya en 2008 el kiosco se quemó, un corto circuito en 2008 puso en peligro la historia de este; pero enseguida todo el mundo colaboró y el lugar estuvo de nuevo a la altura. No hubo casi dificultad para levantarlo en aquellos años.

Pajarito se sabía la historia completa de muchos lugares de Maracay y de cómo José Gregorio Hernández había fallecido; Pero sin saberlo iba a morir de la misma manera pero en la avenida Bermúdez.

En marzo de 2019 cuando iba a cruzar para abrir el kiosco un carro pasó en la luz roja dejando a Pajarito sin vida. El conductor del carro huyó del lugar acabando con el hombre más apreciado de Maracay.

Sigue leyendo ahora en nuestro portal:El primer ataque de la Megabanda al avión de Transvalcar en 1992


«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»