Artech Digital
industria-del-cine-en-Latinoamérica - Noticias 24 Carabobo

La producción cinematográfica de Latinoamérica dependió durante muchos años de alguna forma u otra del cine estadounidense y europeo en ciertos formatos. Sin embargo, poco a poco encontró su propia voz, y los directores de las nuevas generaciones de creativos comenzaron a filmar películas que tuvieran más relación con la realidad de la región. Se olvidaron de los hoteles y casinos lujosos (ver más detalles en NetBet) con agentes secretos, y de las comedias blancas en donde todos eran felices, para adentrarse en la problemática de sus países, con sus luces y sombras.

Hasta la década de 1950, los países líderes de la producción de películas fueron Argentina y México, que de hecho, además de las clásicas comedias, produjeron películas dramáticas que marcaron la historia del cine latinoamericano.

Todo cambió en la década siguiente, cuando la difusión de las películas argentinas y mexicanas cambió totalmente, además de que las producciones no encontraban un rumbo. Sin embargo, es en ese momento que surge el concepto de cine latinoamericano, no tanto por el idioma que los hermanaba, sino por el tipo de producción dentro de la región, ya que también se incluida el cine de Brasil. Por supuesto, otros países desarrollaron producciones muy importantes, que comenzaron un camino de identidad.

Dentro de las mejores películas argentinas de la primera época de oro del cine latinoamericano es posible mencionar “Dios se lo pague”, “Su mejor alumno”, “El ángel desnudo”, “Las aguas bajan turbias”, “El morocho del Abasto”, y “La guerra gaucha”, entre muchísimas más, ya que la producción era constante. Con relación al cine Mexicano, “El compadre Mendoza”, “María Candelaria”, “La otra”, “Los tres García”. “La sombre del caudillo” y “Los olvidados”, entre una selección enorme de excelentes películas que se convirtieron en obras de arte de culto.

La década de 1980 y 1990 no fue nada buena para el cine e Argentina y México, pero a partir de 1990 comenzaron a resurgir, junto a las nuevas creaciones de otros países de la región que comenzaron a hacerse notar por contar la realidad de sus países desde diferentes ópticas.

Y así fue que aparecieron películas en Argentina como “La historia oficial”, “El secreto de sus ojos”, “La noche de los lápices”, “Esperando la carroza”, etc. En México, “Presunto culpable”, “El infierno”, “La ley de Herodes”, “Nosotros los pobres”, “Roma” y “Los adioses”, entre una cantidad imposible de enumerar. No podemos dejar de mencionar, “Machuca” y “Salvador Allende” y “Una mujer fantástica” de Chile, “Voces inocentes” del El Salvador, “Ratas, ratones y rateros” de Ecuador, “La estrategia del caracol” de Colombia, “La boca del lobo” de Perú.

Sería imposible mencionar todas las películas latinoamericanas que nos hicieron reír y llorar gracias al talento artístico con el que fueron realizadas, pero seguramente, el cine de esta región de América está llegando a una mejor situación que lo hará florecer.

Continua Leyendo: «El pasado que nos une» con Julianne More llega a salas de cine