El extraño caso de la señora Gladys y su hija Mildred

556
La señora Gladys - La señora Gladys
Compartir

Paris… 1889 y las puertas de la ciudad luz se abrían para la Gran Exposición Mundial Francesa; la señora Gladys y su hija Mildred llegaron desde Londres con el fin de conocer lo que había sin saber lo que estarían a punto de vivir.

París pintaba como una capital para el modernismo en los años agonizantes de los 1800 y apuntaba a que todo iba a cambiar. La mujer y su hija habían llegado y se hospedaron en un hotel lujoso .

Pero la mujer se sintió muy mal al llegar a la habitación 342, de hecho se desmayó y enseguida llamaron a un médico para que la examinara. Vistiendo sombrero bombín y elegantemente vestido el médico le dijo a Mildred que para salvar a su madre tendría que ir a las afueras de París.

Comentó el doctor que uno de los vehículos la llevarían y que eso podría llevarle horas; esta iría a la casa del doctor. Mildred se fue y llegó al lugar pero se tardó varias horas, regresando de inmediato a pesar de todo; pero al llegar se llevó una inesperada sorpresa.

Mildred se sorprendió de ver que la decoración no era la misma. Al dirigirse a la habitación donde tenían a su madre le dijeron que esta no estaba en el lugar; y que nunca había estado allí; de hecho le dijeron que ella había estado pero estaba registrada en otra habitación.

La señora Gladys y su hija

Mildred comenzó a preguntar y todo estaba cambiado, nadie había visto al médico y su traje. Como nadie sabía dónde estaba su madre, en el hotel le decían que nunca había estado allí. La muchacha corrió a la policía pero estos verificaron que no estaba en el registro del hotel.

La muchacha le dio un colapso nervioso y la mandaron de regreso a Inglaterra; Mildred pidió colaboración a la policía de Londres. Allí el investigador Joseph Bell se encargó del caso llegando a un final que nadie imaginaba.

La señora Gladys al llegar al hotel el médico que la vio le diagnosticó peste bubónica, virus del que se contagió en la India. Pero la gerencia del hotel enseguida cambió todo y desaparecieron el cadáver de la mujer. Ya que de saberse que estaba contagiada con la enfermedad cundiría el pánico en la Gran Exposición Mundial y la misma hubiese sido un fracaso.

De hecho, la gerencia del hotel había llegado a un acuerdo con la policía francesa para ejecutar el plan del cambio. Hasta ahora se sospecha que este lo tenían propuesto en caso de que llegara alguien contagiado con la peste.

También puedes leer ahora en nuestro portal: 

La extraña anciana de las verduras en Bejuma

«Si quieres recibir además esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestro enlace en Telegram»

“Nasar