viernes, julio 19, 2024
spot_img

La trampa del prospecto

Más del Autor

IOTA Latino
Compartir

Esteban convencía a la comadre Zoraida de adulterar la partida de registro de nacimiento de Leonel, el prospecto de beisbol. “Comadre vamos a hacer eso y listo, decimos que tiene los años para la firma del beisbol. Nos vamos a llenar de billete”.

Leonel escuchaba a su padrino hablar y se asustaba ya lo habían visto varios scouts y estaba convencido de que podría rendir. “Bueno padrino hay que ponernos a trabajar en eso”, “no te preocupes yo me voy a encargar de todo”, decía Esteban.

“Comadre vamos a tener dinero y Leonel será famoso, ya verá”, decía el compadre… Mientras que el muchacho estaba convencido de que algo malo podría pasar. “Bueno si me alteran la edad espero no pase nada”.

Todos los días soltaba el brazo bajo la mirada incesante de Esteban… “tienes que lanzar duro cuando vengan los scouts”. En efecto el muchacho mostraba una recta endemoniada la cual montaba rápido en las 97 millas. “De humo”… decía Oscar el scout que vino a verlo.

Meses después el muchacho estaba firmando un contrato por varios millones de dólares. Mientras Esteban decía a la comadre que le tocaría su parte… “si compadre yo sé, yo apenas tenga el dinero le doy una parte”. Paso unos meses y Esteban tenía su dinero listo.

El prospecto y la trampa

De Leonel se hablaba maravillas por la recta que tenía… en efecto en apenas unos años era el prospecto número uno de una organización de las mayores. “Vio comadre nadie se dio cuenta del año que le sumamos. Más bien será mejor”.

La vida de Leonel se volvió lujos, carros, novias, fiestas y muchos trasnochos. “Ese pitcher si no se cuida no durará mucho en las mayores”, decían en la televisión. Leonel tenía fama… “Bueno soy famoso y tengo dinero”.

Unos años ya en grandes ligas y sentía el brazo agotado… “siento mi brazo cansado”. El médico de la organización destacaba que habría que operarlo… Unos años más tarde, Leonel era dejado libre por el equipo. “Leonel, el prospecto fue dejado en libertad”.

Todos aquellos que alababan al lanzador no le contestaban las llamadas. Mientras el hombre que adulteró el registro de nacimiento revelaba la trampa que había hecho el prospecto. “Mamá descubrieron la trampa que hizo mi padrino”, mientras la mamá contestaba con lágrimas.

Poco a poco el dinero se fue esfumando, Leonel era visto deambulando por las calles. “No hay ya nada en el banco”… decía a su mamá. Desde aquel día Leonel se ve en las noches a las afueras de los estadios donde la gente lo recuerda por la trampa que hizo para ser firmado.

Sigue leyendo ahora más noticias en nuestro portal: 

El extraño barco en aguas del Pacifico

«Si quieres recibir esta y otras noticias en tu celular, ingresa a nuestras redes sociales y grupos. 

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Lo más reciente

Sucesos

Deportes

Noticias de Interes