Médicos chinos contagiados con COVID-19 se les oscureció la piel

1542
Médicos chinos contagiados con COVID-19
Foto: Xinhu
Compartir

De acuerdo a la información, dos médicos chinos quienes estaban contagiados por COVID-19. Vieron cómo su piel se oscureció; debido, al parecer por un problema hepático por un aumento de sus niveles de pigmentación.

Las imágenes del rostro, visiblemente oscurecido, de los médicos Yi Fan y Hu Weihen, del Hospital Central de Wuhan; se volvieron virales primero en las redes chinas y posteriormente dieron el salto a las plataformas occidentales.

Asimismo, esta semana, el diario oficial Global Times citaba a varios expertos que explican que el hierro que entra en el cuerpo es metabolizado en el hígado.

Pero que si este órgano resultaba afectado, el hierro pasaría a fluir por el sistema circulatorio y aumentaría sus niveles en la sangre.

Médicos chinos contagiados con COVID-19 (1)

Pues, según al llegar a través de la circulación a la cara podría aumentar fácilmente la pigmentación en esa zona de la piel.

«Las disfunciones hepáticas, a largo plazo, causan anormalidades metabólicas; y son propensas a generar un aumento de la pigmentación».

No obstante, se espera que ambos médicos recuperen su color de piel normal con el paso del tiempo.

Igualmente, los dos médicos chinos contagiados con COVID-19; Hu Weihen recuperó la capacidad de comunicarse con normalidad el 30 de marzo. Mientras que Yi Fan ya era capaz de levantarse de la cama y quedarse de pie, sin ayuda, el 3 de abril.

Estudio de marzo

Cabe destacar, que un estudio publicado a principios de marzo, en algunos casos moderados y graves de COVID-19; se detectaron anormalidades en el funcionamiento hepático.

Aunque los pulmones son los más afectados, se han detectado problemas en hígado, corazón, tracto digestivo y riñones por causa de la nueva enfermedad.

Pues, esto se debe en ocasiones a la medicación empleada durante los tratamientos, que en muchos casos todavía se aplica de forma experimental.

Continúa Leyendo: Viróloga alertó que el SARS-CoV-2 ha mutado en Nueva York