libra-moneda digital-facebook-noticias24carabobo

Facebook presentó su nueva moneda digital concebida para ahorra, enviar o gastar dinero con la simplicidad de un mensaje de texto.

Facebook y varios socios divulgaron un prototipo de la nueva moneda Libra como un código abierto utilizable por desarrolladores interesados; en incluirlo en aplicaciones, servicios y negocios antes de su lanzamiento como moneda digital el año que viene.

En total son 28 las organizaciones que conforman el consorcio que gestionará la nueva moneda digital Libra; que pretenden lanzar en la primera mitad de 2020.

Y estará respaldada por una cesta de activos subyacentes compuesta por depósitos bancarios y deuda soberana de varios países.

la Asociación Libra, que tendrá su sede en Ginebra (Suiza), se encuentran las compañías dedicadas a la gestión de pagos y transacciones financieras Visa, Mastercard, PayPal, PayU y Stripe.

También están presentes las firmas de tecnología y comercio electrónico Booking Holdings (propietaria de Booking.com, Priceline.com y Kayak.com), Facebook (representada por su subsidiaria financiera Calibra), Farfetch, Lyft y Uber, además de eBay, Spotify y Mercado Libre (a través de su plataforma de transacciones online Mercado Pago)

Continua Leyendo: SENIAT: FALSO COBRO DE TRIBUTOS EN DÓLARES

Esta iniciativa permitirá que los 2.440 millones de usuarios mensuales de Facebook tengan acceso a cambiar dólares y otras monedas internacionales.

Facebook creará una empresa filial, Calibra, para iniciar el proceso de integración de esta criptomoneda dentro de sus servicios como Instagram o WhatsApp.

Será también su cartera virtual para la moneda digital. Y, ahí, no se involucrarán las empresas de la asociación.

Es, sin duda, el arma secreta de Facebook para gestionar este proyecto. Todavía se desconoce el valor inicial de Libra en la conversión a euros o dólares.

El objetivo es proteger tus activos financieros en tu dispositivo móvil debería ser sencillo e intuitivo; y mover dinero a diferentes partes del mundo tendría que ser tan fácil y económico como enviar un mensaje de texto.

El requisito para participar es que cada empresa aporte alrededor de 10 millones de dólares al consorcio de gestión de la nueva criptomoneda.

Su valor irá vinculado a un contenedor de distintas divisas internacionales para garantizar su estabilidad. Es decir, estará vinculada a varias monedas emitidas por distintos gobiernos internacionales, evitando así las grandes fluctuaciones económicas de otras divisas digitales como el Bitcoin.

Además, su funcionamiento también tendrá en cuenta las decisiones de los usuarios. Así, si se recibe una cantidad de dinero en Libra, los usuarios podrán decidir si conservan ese valor en la moneda digital.

Por el contrario, deciden cambiarla a su divisa local del país de residencia en función, lógicamente, a la conversión que corresponda en esos momentos y lo ingresen en su entidad bancaria.

Sin embargo, los analistas dudan acerca de las posibilidades de éxito de este proyecto al tratarse de una moneda gestionada por una empresa que trafica con los datos personales de millones de personas; y ha estado envuelta en sendos escándalos de privacidad.