Artech Digital
atracaba en el Metro
N24 Carabobo te lleva toda las noticias del día de una manera objetiva e imparcial informando a los Venezolanos

Una mujer de 33 años atracaba en el Metro de Caracas con un punzón. En la olvidada estación de Caño Amarillo, la dama en cuestión seguía a las personas y cuando podía los atracaba con un punzón.

Un objeto punzo penetrante cargaba la dama, el objeto lo guardaba en el pantalón. Cuando veía a las personas aprovechaba y les amenazaba con el punzón. La dama buscaba dinero y celulares, lo que pudiera cambiar o vender.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), detuvo a la mujer. Varias personas la denunciaron. Constantemente la mujer aprovechaba la estación, cuando había un momento solitario atracaba.

Atracaba en el Metro de Caracas con un punzón

La moda en Caracas ahora es robar con un punzón, cuchillo, navajas, tubos o destornilladores. Esta moda es antiquísima la misma viene de los años setenta en Caracas. En los tiempos de los patoteros, en aquellos tiempos asaltaban a la gente con esos objetos.

CONTINUA LEYENDO:ATACARON AL FAES CON GRANADAS EN LA BONANZA DE CARACAS

Greilin Alicia Ovalles (33) fue el nombre de la mujer detenida. No se sabe si la misma pertenezca a una banda. Atracaba en el Metro de Caracas, a las fueras de las estaciones y en plena luz del día abundan estas personas.

Muchas veces estudian el perfil de las víctimas; generalmente las abuelas solas que siempre salen los días de cobros de pensión. Son las víctimas fáciles para estas malas personas que ahora atracan con estos objetos.

Una amenaza y a buscar dinero

La amenaza y las palabras de amedrentamiento son lo más utilizado por estas personas. La mujer atracaba en el Metro y lo hacía siempre escondiéndose. Pero las denuncias llovieron en su contra y muchos la reconocieron.

Las autoridades hicieron un llamado a las autoridades para que denuncien. Las personas que atracan pueden aportar mucho a las autoridades con los datos. Estos son de mucha importancia a la hora de detener a los sospechosos.